Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscal de Seguridad Vial pide una estrategia nacional contra la siniestralidad y aboga por sensibilizar a jóvenes

El Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha destacado con motivo del inicio de la segunda fase de la Operación Salida este viernes 28 de julio, que "hay que dejar de especular y ponerse seriamente a elaborar un plano o estrategia nacional" para acabar con la siniestralidad en carreteras, al tiempo que ha destacado que es necesaria la coordinación de autoescuelas y colegios para la sensibilización de los jóvenes, según declaraciones en la COPE recogidas por Europa Press.
En este punto ha señalado que el número de jóvenes fallecidos entre 15 y 24 años ha aumentado en el último año un 16%, "dato especialmente preocupante pues estos jóvenes representan el futuro".
En cualquier caso, ha destacado que "no es que todos los jóvenes sean infractores", pero, ha añadido que hay un repunte de aquellos que "sólo ven el disfrute" frente a "la responsabilidad, las consecuencias y el respeto a las normas".
En este sentido, Vargas ha señalado que parte de los accidentes en los que están involucrados los jóvenes, están ligados a la vida nocturna, y que surgen como consecuencia del consumo de alcohol y drogas. "La vida nocturna deja de ser vida y se convierte en muerte nocturna" algo que, a juicio de Vargas, no afecta sólo al que consume sino "al compañero, al amigo, y a terceras personas ajenas a esa vida".
Por ello, ha añadido que hace falta una educación sanitaria sobre el consumo de alcohol al volante y que "tanto jóvenes como mayores" sepan que "la ley está ahí" y que "se aplica con medida, con proporción, con todas las garantías" con el fin de "salvaguardar a todos en las vías públicas".
Afirma que este esfuerzo educativo está unido a la ley, pues las normas "son garantía para todos" y el respeto a la ley "es el respeto a la solidaridad" tanto dentro como fuera de las vías.
Por último, el fiscal ha señalado que en agosto del año pasado murieron 190 personas en carreteras españolas y avisa de que este dato podría repetirse este año. Sin embargo, ha hecho un llamamiento "para que no sea así" y para que "se movilicen todos en el respeto a los valores, a la solidaridad". En este sentido ha recalcado que los 1.810 fallecidos en carretera el pasado año que "son todos evitables".