Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía abre diligencias contra dos cargos de Sanidad en León por posibles irregularidades en conciertos por 2 millones

El Ministerio Fiscal ha solicitado la apertura de diligencias previas contra Carlos Díez de Baldeón, anterior gerente del área de salud de León y contra el gerente del Complejo Asistencial Universitario de León, Juan Luis Burón, a los que denuncia por si fuesen responsables de un presunto delito de prevaricación y hubieran habido irregularidades en la adjudicación de conciertos de cirugía por importe de dos millones de euros.
Las actuaciones del fiscal se producen tras conocer un informe del Consejo de Cuentas por contratos con seis clínicas privadas de la capital leonesa adjudicados en 2011 en los que podría haber alguna irregularidad, según la información publicada por el Diario de León recogida por Europa Press.
El escrito fue presentado a principios de abril y se refiere de forma fundamental a un contrato para un concierto de asistencia sanitaria derivado de un acuerdo marco, que fue adjudicado al amparo del sistema del procedimiento negociado.
El órgano de contratación elegido era el gerente de salud de León, Carlos Díez de Valdeón, por delegación del director gerente de la Gerencia de Salud de Castilla y León y la actuación a la que se refiere la denuncia tiene un importe de casi dos millones de euros y data del 2 de febrero de 2011. Seis centros privados resultaron adjudicatarios del contrato, que tenía vigencia hasta el 31 de diciembre de 2011.
Se trataba de concertar procesos quirúrgicos de traumatología, una operación que se dividía en once lotes que no presentaban diferencias en cuanto a su objeto, sólo en cuanto al número de intervenciones de cadera a realizar.
Sin embargo, según el rotativo, llamó la atención al Consejo de Cuentas el hecho de que todas las clínicas aspirantes a los contratos presentasen licitaciones de 50 euros menos sobre el precio de salida estipulado en el concurso y sólo dos clínicas presentaban documentación sobre mejoras técnicas, circunstancia que incumple la obligación de iniciar una negociación efectiva con los licitadores, lo que podría indicar acuerdo entre los licitadores.
Además, la adjudicación, desde el punto de vista del Consejo de Cuentas, no se notificó adecuadamente ni al adjudicatario ni al resto de los licitadores y tampoco existía informe de la asesoría jurídica sobre las características del pliego de cláusulas administrativas.
Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León han explicado al diario que, por el momento, no se ha recibido notificación alguna a este respecto y han indicado la conveniencia de guardar silencio a este respecto hasta que la denuncia sea notificada a los destinatarios.