Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fisioterapeutas instan a los costaleros a entrenarse y someterse a un reconocimiento antes de las procesiones

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) ha recordado a los costaleros que las malas posturas durante la carga de los pasos pueden generarles serios problemas de salud, y ha recomendado realizar un entrenamiento físico previo para evitarlo.
Así lo ha manifestado este miércoles el secretario general de la institución colegial, José Santos, ante el dato derivado de una encuesta realizada por el CPFCM entre los costaleros madrileños, que revela que la mayoría "no siguen un programa específico de fortalecimiento muscular".
Según ha informado el Colegio en un comunicado, Santos ha explicado que "los sentimientos, el espíritu de sacrificio y la motivación permiten al costalero obtener el máximo rendimiento de sus capacidades, lo que hace que supere así las dificultades físicas, incluido el dolor".
Sin embargo, ha recordado que "no hay que obviar las posibles consecuencias de un esfuerzo inadecuado", por lo que ha recomendado "evitar cansancios excesivos y esfuerzos innecesarios para que la ilusión y la motivación del costalero se vean correspondidas por un soporte físico adecuado".
Asimismo, al margen de un entrenamiento físico en el que se debe trabajar la fuerza, la resistencia y la coordinación, Santos ha explicado que la medida de prevención principal que deben adoptar los costaleros es someterse a un reconocimiento médico previo y realizar una visita al fisioterapeuta antes de participar, tanto en los ensayos como en las procesiones.
Por otra parte, una vez iniciada la marcha, para aliviar los dolores que provoca el exceso de carga, el CPFCM aconseja a los costaleros mantener la cabeza erguida y la mirada al frente para evitar lesiones en el cuello; contraer la musculatura abdominal y lumbar; así como mantener una postura correcta, con el tronco erguido y la espalda recta.
Además, recomienda pisar con toda la planta del pie, no flexionar del todo las articulaciones del codo y la muñeca, beber líquidos de forma continuada, realizar estiramientos antes y después de salir a la procesión y adoptar medidas protectoras como el uso de fajas o vendajes, sobre las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir lesiones.
(EUROPA PRESS MADRID)
MD SOC 20140409164602 CGT/BEMA