Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flores colgadas en las vallas de las vías de la calle Téllez recuerdan la memoria de los 63 fallecidos en el lugar

La Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo ha celebrado este viernes una ofrenda floral y una lectura de textos en recuerdo de las 63 personas que perdieron la vida en el vagón donde explotaron cuatro bombas cerca de la calle Téllez, a escasos metros de la Estación de Atocha.
Al encuentro ha acudido la presidenta de la asociación, Pilar Manjón, quien ha honrado no solo la memoria de los 63 fallecidos de aquellas cuatro explosiones, sino la de las 193 personas que perdieron la vida aquel fatídico día.
A escasos 500 metros de la estación de Atocha, el 11 de marzo de 2004, un tren explotó por cuatro secciones diferentes. El balance final en Téllez fue de 63 fallecidos y 165 heridos. Un total de 79 voluntarios ayudaron en las labores de primeros auxilios junto a efectivos del Samur, Summa 112 y Bomberos.
Los vecinos de lugar, por su parte, colaboraron bajando mantas y comida para los afectados, y los madrileños acudieron en masa a los centros de donación de sangre con el objetivo de auxiliar a todas las personas alcanzadas por la tragedia. Asimismo, los taxistas y particulares transportaron a los heridos hasta hospitales, ya que los servicios sanitarios se encontraban colapsados.