Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Formación e innovación, dos puntos clave para los discapacitados

Si se quiere conseguir 'una sociedad sin barreras para las personas mayores y las personas con discapacidad', debemos de apostar por la formación y la innovación en el diseño. Al menos esa es la conclusión a la que han llegado los miembros de la 'Conferencia Europea de Accesibilidad y Diseño para Todos' que se ha celebrado en León y que clausuró este sábado, la secretaria de Estado de Política Social, Amparo Valcarce.
Según el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, los expertos y representantes de organismos nacionales y europeos, 200 en total, han debatido en León sobre la situación de la accesibilidad y el diseño para todos en Europa. Finalmente han elaborado un decálogo en el que aseguran que 'el diseño para todos constituye una estrategia fundamental para garantizar los derechos reconocidos por la sociedad'. Estos mismos expertos han manifestado que 'los gobiernos tienen la responsabilidad de impulsar y desarrollar leyes y políticas que aseguren el disfrute efectivo de estos derechos'.
En este decálogo se sostiene que "el diseño para todos debe ser entendido de una forma amplia y completa. Los productos, los entornos, las tecnologías, los servicios y, en general, cualquier ámbito de la sociedad, deben ser concebidos de forma que puedan ser utilizados por todas las personas, independientemente de sus capacidades, circunstancias y diversidades".
Aprovecharon la oportunidad para pedir que se incluya dentro de todos los planes de estudio de cada una de las titulaciones universitarias este 'diseño para todos': "la Universidad ha de asegurar la plena participación y evitar la discriminación en sus infraestructuras, materiales didácticos, entornos virtuales, tecnologías de la información y de la comunicación. El Proceso de Bolonia nos ofrece la oportunidad de cumplir estos fines" afirma el documento.
El manifiesto concluye asegurando que "la sociedad de la información y del conocimiento sólo será un proyecto completo cuando todas las personas puedan participar y beneficiarse del potencial que las nuevas tecnologías nos ofrecen y nos ofrecerán en el futuro". BRG