Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco beatifica este domingo a Pablo VI, Papa "antifascista" e "incomprendido" que concluyó el Concilio Vaticano II

El Papa Francisco beatificará este domingo a Pablo VI, un Papa "antifascista" e "incomprendido" que concluyó el Concilio Vaticano II, en una Misa que coincidirá con la conclusión de la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos y que contará con la presencia del Papa Emérito Benedicto XVI.
El postulador de la Causa de beatificación de Pablo VI, el padre Antonio Marrazzo, ha asegurado este viernes en rueda de prensa que el Papa Montini, ya desde antes de ser Pontífice, "no estuvo a favor de Franco como tampoco lo estuvo de Musolini" porque fue un Papa "antifascista".
Además, ha destacado el comportamiento de Pablo VI hacia la "democracia" y ha afirmado que "ayudó a los obispos españoles, aunque sin intervenir directamente, a ser protagonistas de la transición".
En este sentido, ha subrayado que "la gran preocupación" del Papa Montini siempre fue una: "ayudar a las personas, a los últimos e indefensos para que pudieran expresarse en su humanidad".
El cardenal Giovanni Battista Re ha asegurado que Pablo VI fue "un Papa grande pero también incomprendido" que tiene "el mérito de haber dirigido y llevado a término el Concilio Vaticano II" y que destacó por su "defensa de la vida humana".
Además, ha remarcado que supo respetar el papel de las comisiones y "contribuyó mucho" en la aplicación de las instancias emergentes del Concilio Vaticano II, como el Sínodo de los Obispos.
Entre sus gestos, el cardenal Re ha recordado que Pablo VI se quitó la tiara para hacer comprender que la potestad del Papa no viene de un poder humano. Después, vendió la tiara para ayudar a los pobres. Asimismo, ha señalado que fue el primer Pontífice que viajó a Tierra Santa.
Sobre el milagro necesario para beatificar a Pablo VI, el postulador de la Causa ha explicado que se refiere a la protección de un feto que en la semana 34 de embarazo y tras muchas oraciones de su familia a Pablo VI, se curó de todas las patologías que padecía. En la actualidad, el niño está sano y no ha sufrido ninguna consecuencia de aquellas graves patologías.
La reliquia que se presentará este domingo al Papa será un la camiseta de lana ensangrentada que el Papa Pablo VI llevaba puesta cuando en su viaje a Manila (Filipinas) de 1970 fue víctima de un intento de asesinato.
El vicepostulador de la Causa y delegado episcopal para la promoción de la memoria de Pablo VI en la diócesis de Brescia, el lugar de nacimiento de Montini, ha anunciado que tras la beatificación, en Brescia se celebrará un año Montiniano para que sea posible profundizar mejor en la figura del Pontífice.
La Santa Sede espera que acudan a la beatificación miles de personas, entre las cuales, destaca un grupo de unos 3.000 peregrinos de la diócesis de Milán y otro de más de 5.000 de Brescia. Para la Misa de beatificación se ha compuesto un himno basado en el magisterio del Papa Montini.