Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frontex lanza mañana la operación marítima Tritón para ayudar a Italia a frenar inmigración irregular

La Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex), lanza mañana en el Mediterráneo Central la operación marítima Tritón, la mayor de su historia, para ayudar a Italia a frenar la llegada de inmigrantes irregulares procedentes de países como Libia.
La misión contará con cuatro aviones, un helicóptero, cuatro barcos y tres patrulleras, así como 65 agentes invitados. En total, 21 Estados miembros participaran con recursos humanos o materiales, aunque Bruselas ha eludido aclarar qué países quedan fuera. Su presupuesto es de 2,9 millones al mes y sólo está garantizado hasta fin de año, aunque el Ejecutivo comunitario espera que se renueve en enero.
"Confío en que Tritón, la mayor operación marítima que ha coordinado Frontex, ayudará a salvar vidas en el mar y contribuirá a los esfuerzos humanitarios de Italia", ha dicho la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, en un comunicado. "La operación se llevará a cabo cumpliendo plenamente las obligaciones internacionales y de la UE por lo que se refiere al pleno respeto de los derechos de los inmigrantes y del principio de no devolución, que no permite los rechazos" en frontera, ha subrayado.
Con la puesta en marcha de Tritón, Italia tiene previsto poner fin a su propia operación de rescate y salvamento de inmigrantes Mare Nostrum, que se puso en marcha tras la tragedia migratoria en Lampedusa en octubre de 2013, en la que murieron alrededor de 300 personas.
La Comisión Europea ha insistido en que Tritón no sustituye a Mare Nostrum porque su perímetro es mucho más restringido en torno a Italia y las patrullas no se acercarán a las costas libias. Y ha recordado al Gobieron de Roma de que la legislación internacional le obliga a salir al rescate de inmigrantes en problemas en las aguas bajo su responsabilidad aunque ponga fin a Mare Nostrum.
La puesta en marcha de Tritón, ha resaltado Malmström, "no afecta a la responsabilidad de Italia de controlar su parte de las fronteras exteriores de la UE ni a sus obligaciones de garantizar la búsqueda y el rescate en el mar de acuerdo con las obligaciones internacionales y de la UE, que confío que Italia continuará cumpliendo".