Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Baltasar Garzón espera que la condena a España sirva para que los Estados se responsabilicen de las víctimas

La Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR) celebra el dictamen del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que supone la obligación de España de indemnizar a una víctima de violencia de género y revisar los protocolos que no protegieron la vida de su hija y espera que sirva para que los Estados se hagan responsables de la seguridad de las víctimas.
En un comunicado, esta organización señala que se trata de un documento "histórico" en el que se pone en evidencia que no se protegió a la mujer que sufría malos tratos ni a su hija --que murió a manos de su padre durante una visita no supervisada--, que no se castigó al agresor, no se investigó el caso pese a las más de 30 denuncias, ni se indemnizó a la víctima por los daños causados.
Por ello, emplaza al Estado español no sólo a cumplir con la indemnización a Ángela González, sino a revisar todos los protocolos que fallaron y a reforzar su compromiso con la lucha de la violencia de género.
"Servirá para hacer a los Estados responsables de la seguridad de víctimas que, como González, denunciaron en numerosas ocasiones y no consiguieron lo más importante: salvar sus vidas", indican desde la fundación de Garzón.