Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación CIEN cuenta ya con 400 donaciones de tejido cerebral para investigar en neurodegeneración

El Banco de Tejidos de la Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad a través del Instituto de Salud Carlos III, cuenta ya con 400 donaciones de tejido cerebral para investigar en neurodegeneración.
Se trata, según la organización, de un "hito" a celebrar para un banco que, desde su inauguración en mayo de 2010, ha recorrido un camino de "crecimiento y consolidación" en el ámbito de la Neurociencia española, prestando apoyo a grupos de investigación nacionales y extranjeros, y manteniendo a la vez un "estrecho contacto" con las asociaciones de familiares y pacientes de enfermedades neurológicas.
Y es que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cientos de millones de personas en todo el mundo sufren algún trastorno neurológico, por lo que la donación de tejidos cerebrales para la investigación en este campo es un elemento "crucial", ya que permite estudiar las consecuencias de la enfermedad sobre el tejido humano, además de contrastar los resultados e indicios inferidos de la investigación sobre cultivos de células o modelos animales con las enfermedades reales, "mucho más complejas".
El tejido humano es el único que contiene todos los datos moleculares de las enfermedades neurológicas y es por ello que su estudio constituye la base para desarrollar fármacos y estrategias terapéuticas efectivas, así como para establecer biomarcadores que permitan el diagnóstico precoz, al contener estos tejidos la información genética y molecular completa de las mismas.
De hecho, cada vez son más los grupos que solicitan muestras biológicas para la investigación y, "afortunadamente", esta demanda creciente está teniendo una respuesta adecuada con el paralelo aumento de donaciones tanto internas, correspondientes al Programa de Donación Interno, en que participan residentes del Centro Alzheimer de la Fundación Reina Sofía (CAFRS), como externas, mediante el programa de donación en que participan donantes de diferentes comunidades autónomas.
En este sentido, desde la Fundación se recuerda que cualquier persona, sufra o no alguna enfermedad neurológica o psiquiátrica, puede ser donante de tejido cerebral, mediante una autorización que permitirá la extracción 'post mortem' del cerebro y su procesamiento en el Banco de Tejidos para su conservación, extracción y distribución de muestras que contribuyen al mejor conocimiento de enfermedades neurológicas, las "menos controlables" de la medicina moderna.