Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación IOTT ayudará a los refugiados de CEAR a mejorar su salud ocular

Fundación IOTT ayudará a los refugiados de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) a mejorar su salud ocular, a través de los centros del Instituto Oftalmológico Tres Torres (IOTT), con revisiones gratuitas y determinadas intervenciones a los refugiados acogidos por la organización en España.
"En la mayoría de ocasiones las personas refugiadas se ven obligadas a huir en condiciones durísimas con graves consecuencias para la salud. Reparar los posibles daños oculares supone un paso fundamental para que puedan rehacer sus vidas en un lugar seguro", afirmó Estrella Galán, secretaria general de CEAR.
"Hemos querido apoyar a CEAR en esta gran labor que están haciendo por los refugiados. Nos transmitieron desde el principio la dureza de las condiciones de vida a las que se han visto sometidos. El clima extremo, falta de alimentación y de recursos sanitarios provocan problemas oftalmológicos, en algunos casos irreversibles. Nos sentimos con el deber moral y vocacional de atenderles, y realmente resulta muy gratificante poder brindarles nuestra ayuda a través de la Fundación IOTT", comenta Jordi Grau, Presidente de Grupo Oftalmológico Tres Torres.
Las revisiones ya ha dado comienzo en Madrid, donde el pasado 8 de junio acudieron a la clínica del Instituto Oftalmológico Tres Torres en el Paseo de Recoletos, el primer grupo de refugiados de los centros de acogida de CEAR. Fundación IOTT irá asistiendo durante el año a todos los refugiados que deseen realizarse una revisión oftalmológica en las clínicas de IOTT de Madrid, Barcelona y Bilbao.
"Durante las primeras revisiones, hemos detectado bastantes casos de sequedad ocular y pigmentaciones conjuntivas, debido a una excesiva exposición solar. Esto produce una molesta sensación ocular, que se puede manifestar con cierto ardor, e incluso derivar en alguna patología más severa. Asimismo, hemos detectado algún caso de cataratas", comenta Jordi Grau tras realizar un balance con los oftalmólogos y optometristas sobre las primeras revisiones.