Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Integra logra la inserción laboral de más de un millar de mujeres víctimas de violencia de género desde 2001

La Fundación Integra ha logrado la inserción laboral de un total de 1.038 mujeres víctimas de violencia de género desde el inicio de su actividad, en 2001, según ha indicado la institución en el marco de una jornada de trabajo celebrada en Madrid.
El encuentro --que ha reunido a 45 representantes de empresas firmantes del convenio "Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género"-- se ha organizado al objeto de buscar sinergias para la integración laboral de estas mujeres en pro de la consecución de una sociedad sin violencia.
El acto ha contado con el apoyo y la participación de la directora general de Igualdad de Oportunidades y directora del Insitituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Carmen Plaza; la delegada de Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández; la directora de la Mujer de la Comunidad de Madrid, Laura Ruiz de Galarreta; además de Ana Muñoz de Dios y Lola Sato, de Fundación Integra, así como Silvia Lázaro, directora de Comunicación Interna de Ferrovial y anfitriona del acto.
En el transcurso de las intervenciones, se ha agradecido a empresas e instituciones representadas su "generosidad y compromiso social en esta situación tan compleja" y su colaboración para lograr que el número de empresas adheridas a esta iniciativa "vaya creciendo, así como las oportunidades laborales para estas mujeres".
En este sentido, la directora de Fundación Integra, Ana Muñoz de Dios, ha destacado la importancia del empleo para abandonar definitivamente el círculo de violencia en el que viven las mujeres que han sufrido violencia, ya que les permite conseguir independencia económica, emocional, social y psíquica.
Posteriormente, se ha celebrado un coloquio en el que los diferentes asistentes han contado su experiencia y han resaltado la importancia de implicarse activamente para crear un efecto multiplicador. También ha servido para destacar la importancia de la sensibilización social como motor de cambio para una sociedad más libre.