Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Ferrer entrega a Valentín Fuster su premio Severo Ochoa de Investigación Biomédica

La Fundación Ferrer ha entregado este lunes su Premio Severo Ochoa de Investigación Biomédica al cardiólogo Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y médico jefe del Mount Sinai Medical Center de Nueva York (Estados Unidos), por su trabajo en el campo de la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular.
Fuster ha recibido el galardón, que está dotado con 40.000 euros y la medalla conmemorativa con la efigie del Nobel Severo Ochoa, de manos de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, en un acto celebrado en el CaixaForum de Madrid.
El premio se concede a aquellos trabajos que suponen una aportación altamente innovadora en el ámbito de la biomedicina y se otorga, con carácter bienal, desde 1985, después de que un año antes Severo Ochoa, primer presidente del Comité Científico de la Fundación Ferrer, cediera su nombre al galardón.
En esta edición se ha reconocido el trabajo de Fuster como una de las mayores autoridades en el campo de la Cardiología, resultando elegido de entre otros 24 trabajos de elevado nivel científico, según los organizadores.
Durante sus primeras dos décadas de investigación, de 1976 a 1996, el los trabajos del cardiólogo español aportaron avances pioneros relacionados con la patogénesis de la enfermedad de las arterias coronarias y la trombosis.
Y en las dos últimas décadas ha sido pionero en introducir la imagen biomédica para mejorar la estratificación del riesgo cardiovascular en la población asintomática, en la introducción de ensayos clínicos que prueban estrategias terapéuticas novedosas para la enfermedad cardiovascular, o en el desarrollo de la polipíldora para la mejora de la prevención secundaria de las cardiopatías.
El presidente del Patronato de la Fundación Ferrer Investigación, Sergi Ferrer-Salat, ha destacado el "excepcional trabajo" de Fuster en el área de la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular, que "cumple sobradamente con los criterios y representa el paradigma de la clase de investigación e innovación esencial que debe darse en España para competir en la economía global".