Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia esperará a la regulación del Ministerio para "ver cómo aplicará" la reforma y advierte del "turismo sanitario"

El director xeral de Innovación e Xestión da Sanidade Pública de la Xunta de Galicia, Manuel Varela, ha informado de que la Xunta esperará a que "finalice el desarrollo" de "la regulación del Ministerio" que regulará la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares, para "ver cómo aplicará" la reforma en el sistema gallego. A este respecto, el secretario xeral técnico de Sanidade, Fernández-Campa, ha añadido que la nueva normativa deberá "luchar" contra el "turismo sanitario".
De este modo, el departamento autonómico reafirma la postura del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien se declaró recientemente "no partidario de disminuir la asistencia sanitaria" al colectivo de inmigrantes sin papeles. El máximo mandatario había señalado que iba a esperar a "ver bien" el texto definitivo de la orden del Ministerio de Sanidad para analizar con "qué resquicio legal" cuenta la Comunidad gallega.
Con respecto al "turismo sanitario", Fernández-Campa ha explicado que, de acuerdo con la normativa actual, un inmigrante irregular "también es una persona con recursos suficientes en su país de origen, que viene a España de una forma irregular y pide asistencia sanitaria".
Por ello, ha destacado la necesidad de "mejorar" la normativa para que sea el país de origen el que pague la atención sanitaria en estos casos, pues la cobertura a inmigrantes irregulares es "una vía prevista para personas sin recursos".
BAREMO
A renglón seguido, el secretario xeral técnico ha indicado que la aplicación del baremo a inmigrantes irregulares se realiza en base a sus recursos en España, algo que señalado como uno de los "problemas" en relación al turismo sanitario.
De todas formas, según ha insistido Fernández-Campa, "cualquier atención de urgencia" y asistencia "a menores de edad" y embarazadas se realizará "independientemente de cualquier circunstancia".