Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia.BNG denuncia "recorte de 242 millones" en gasto real y la inclusión de copago,al cobrar por la tarjeta sanitaria

Carlos Aymerich advierte "menos empleo, menos actividad económico y menos bienestar" y concluye un "fracaso" en la política
El portavoz económico y del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, ha analizado este viernes más en detalle el proyecto de presupuestos para 2012 y, entre los números, ha destacado el "recorte en 242 millones de euros" en la capacidad real de gasto de las distintas consellerías, al tiempo que ha denunciado que se abre la puerta al "copago sanitario" con el cobro de 10 euros por la renovación de la tarjeta del Sergas.
Son algunos de los aspectos sobre los que ha reflexionado este viernes el responsable del grupo nacionalista en rueda de prensa, en la que ha vuelto a incidir en que los números de la Xunta son el "fracaso de la política" de Alberto Núñez Feijóo. Así, ha querido desmentir la defensa realizada por la Xunta acerca de que se trata de unos presupuestos de "mantenimiento", puesto que --ha recalcado-- "sí hay más recortes".
En resumen, para el diputado nacionalista, los números de la Xunta presentados a la Cámara suponen "menos empleo, menos actividad económica, menos bienestar, más deuda y más impuestos". "Es la certificación de su fracaso", ha sentenciado.
Aunque hay "poca variación" entre la capacidad de gasto entre un año y otro, Aymerich ha advertido de que "esconde" que hay 225 millones de euros más que en 2011 para hacer frente a la deuda. Además, ha denunciado que es "irreversible", puesto que el techo de gasto impide que, en caso de aumentar los ingresos, se pueda dedicar a mejoras de los servicios sociales, ya que la Ley de Disciplina Presupuestaria --que contó con el apoyo de populares y socialistas-- obliga a que ese eventual remanente se destine a amortizar deuda o a reducir el déficit público.
Empleando la metáfora a la que recurre para ilustrar estos casos, Aymerich comparó esa situación con la de una familia con hipoteca que no tiene dinero para comer bien ni para vestir a los hijos y que, en un momento dado, recibe una herencia y en lugar de destinar ese dinero para comer mejor y sustituir los zapatos rotos, lo hace para cancelar parte de la hipoteca. "No va para atender mejor las necesidades, si hay más ingresos, será para amortizar la deuda", ha reprochado.
Además, Carlos Aymerich ha aportado cifras sobre la deuda desde que gobierna el PP en la Xunta ha aumentado a 6.923 millones de euros, que "más que duplica" a la heredada por el Gobierno bipartito, de 3.232 millones de euros. Para 2012, será de "826 millones de euros más", lo que eleva la deuda per cápita a 3.000 euros en Galicia.
COPAGO Y ATENCIÓN INMIGRANTES
Frente a ello, ha criticado que la Xunta "renuncia" a aumentar el margen de actuación en materia tributaria como aumentar el tramo autonómico del IRPF a los rendimientos más altos y, en cambio, sube tasas "a los que menos tienen" a través de impuestos indirectos como consecuencia de la aplicación del canon del agua y de la subida de diversas tasas y precios públicos.
En este sentido, se ha referido al cobro de 10 de euros por la renovación de la tarjeta sanitaria, que introduce el "copago sanitario", así como también ha criticado que se reducen las prestaciones en el rural, al disminuir la prestación farmacéutica. Además, ha advertido que restringir la atención sanitaria a los inmigrantes (a llevar un tiempo empadronados) es una "injusticia social" y "peligroso" en materia de salud pública, porque puede haber "dolencias sin controlar" por el sistema sanitario.
Para los nacionalistas gallegos, la "austeridad de Feijóo se tradujo en recortes, privatización y desmantelamiento" de los servicios públicos, al respecto de lo que ha argumentado que entre 2009 y 2011 se "recortaron 189 millones", a lo que hay que sumar los 12 del próximo año.
En Sanidad, entre 2009 y 2011, las cuentas bajaron 221 millones de euros, sumados a los 16 millones para el próximo 2012, suponen 237 millones menos. Por su parte, en empleo y protección social, entre 2009 y 2011, "se recortaron 45,5 millones", 68,5 si se acumula con la reducción para el próximo año.
El portavoz parlamentario del BNG, que confirmó que los nacionalistas presentarán una enmienda de totalidad al proyecto para que el Gobierno envíe unas cuentas "más rigurosas, más serias y que respondan a las necesidades del país", también ha advertido del "fracaso" en materia laboral que suponen los números del Ejecutivo, ya que prevén una tasa de paro similar en 2012.
Además, los nacionalistas denuncian que el proyecto del PP para 2012 "consolida y agrava el abandono de las políticas culturales y lingüísticas", que experimentan en 2011 un recorte de 56 millones de euros, con un nuevo descenso de 3,5 millones de euros. En concreto, la política de Normalización Lingüística se reduce "un 10 por ciento" con respecto a la de este año, quedando "en menos de la mitad" de lo que era en 2009.