Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Page pide a los partidos que aclaren si habrá gobierno "independiente de los independentistas"

El presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a los ciudadanos que se tomen la "situación en serio" porque el país "exige un cambio" que debe pilotar el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, al tiempo que ha pedido a las formaciones políticas que aclaren si después del 26 de junio habrá "gobierno, a la derecha o a la izquierda, pero independiente de los independentistas".
Así lo ha aseverado García-Page en un encuentro con los medios de comunicación antes de mantener una reunión con sindicatos y empresarios de Soria, donde ha estado acompañado por el alcalde soriano, Carlos Martínez, y donde ha abordado el problema de la despoblación que sufren muchos territorios y las posibilidades que abre las Inversiones Territoriales Integrales (ITIs) de la Unión Europea para concentrar el esfuerzo inversor en las zonas más necesitadas.
El presidente castellanomanchego ha reconocido que se "fía lo justo" de las encuestas pero "mentiría" sino dijera que está preocupado porque "ocho de cada diez opciones electorales" dibujan "un escenario incierto en España".
Por ello, García-Page ha recordado que los socialistas "han cumplido con su responsabilidad" y considera que "sería una mala lección democrática" que el partido que "sin tener la obligación" asumió la responsabilidad "de gestionar el consenso"-- en referencia al PSOE-- "tenga un castigo electoral", aunque ha augurado que el PSOE será "la fuerza progresista más votada".
Asimismo, el presidente de Castilla La Mancha ha subrayado que el PSOE no tiene "vocación de monaguillo" y ha advertido al PP que se equivoca si espera que la "deseperación" lleve a los socialista a apoyar a Mariano Rajoy, a lo que ha añadido que no se puede ser "el demonio" durante los últimos cuatro años y "en el último momento" ser "el flotador de los populares".
Por ello, ha apelado a un gobierno "progresistas para hacer el cambio por las buenas y no por las malas" y ha aseverado que "absolutamente todas las encuestas" recogen que el 90 por ciento de los españoles, "al igual que pedían el 15-M" quieren "la sanidad, las pensiones, la educación y los servicios sociales que construyó el PSOE".
Al respecto, Emiliano García-Page cree que España, después del 26J "necesita un presidente que sepa construir puente" yha señalado a Pedro Sánchez como la personas "con más actitud" y con la capacidad "de cuajar el consenso, incluso consensos difíciles".