Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de Girona de 56 años muere tras comer una seta tóxica

La víctima y su marido salieron a buscar setas y pensaron que habían capturado el huevo del rey, una de las más buscadas. Sin embargo, lo que se llevaron a la boca era una amanita phalloides, una seta altamente tóxica. La pareja acudió a este hospital de Salt para contar que se encontraban mal y que sospechaban que podía ser por la ingesta de setas. En el centro les recomendaron dieta de arroz y beber mucha agua. Pero al cabo de dos días ella no mejoraba e ingresó en Urgencias en este otro hospital de Girona. A las pocas horas falleció. Los expertos recomiendan ser muy cautelosos y, ante la duda, mejor dejar las setas en su sitio. El hombre actualmente se encuentra fuera de peligro. Se recupera de la intoxicación ya que, según los análisis, también consumió setas venenosas pero no la misma especie letal que su mujer.