Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno de Aragón dice que "no hay peligro de que aumente" la avenida del Ebro tras las inundaciones de "tipo menor"

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha afirmado este lunes que la crecida del río Ebro ha sido "pequeña" y que "no hay peligro de que aumente más", recalcando que las inundaciones que han sufrido algunos municipios han sido "de tipo menor".
En declaraciones a los medios de comunicación, Modesto Lobón ha dejado claro que la crecida "está dentro de lo normal" y ha insistido en que la previsión es que "no va a ir a más".
Ha comentado que el Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) están implementando un plan para limpiar el cauce de distintos tramos del río, lo que "se va haciendo", pero "por desgracia las obras van más despacio de lo que van las crecidas".
El Ebro se ha desbordado este lunes en Boquiñeni al llegar la punta de la crecida ordinaria, según ha informado a Europa Press el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Sanjuán. El caudal ha ido creciendo desde este sábado como consecuencia de las intensas lluvias de este fin de semana en el Pirineo y las cuencas altas del Arga, Irati y Gállego. En esta localidad, la punta ha llegado esta noche y la altura que ha alcanzado el río ha sido de unos seis metros.
En Novillas, el río ha anegado más de 500 hectáreas de campo y ha registrado una altura de 6,15 metros, ha detallado su alcalde, José Ayesa; mientras que en Pradilla se han visto afectados los campos que se inundan habitualmente en este tipo de episodios.