Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán exige el nivel C1 al profesorado interino de lengua extranjera

La Consejería de Enseñanza de la Generalitat ha publicado la orden por la que se exige al profesorado de la bolsa de trabajo el nivel C1 para impartir lengua extranjera --alemán, inglés, francés o italiano-- en la enseñanza secundaria.
Según ha informado el departamento que dirige Irene Rigau, el objetivo de este cambio --hasta ahora se solicitaba el B2-- en las titulaciones pedidas al profesorado es para potenciar el plurilingüismo y mejorar de esta manera la calidad del sistema educativo.
La norma también prevé un periodo transitorio de adaptación para los docentes que cuenten entre 12 y 36 meses de experiencia en lengua extranjera, y no afectará a aquellos que acrediten un mínimo de 36 meses de experiencia.
Para el personal interino docente que haya impartido la especialidad entre 12 y 36 meses, la orden prevé un periodo transitorio hasta la finalización del curso 2016-2017 para que puedan acreditar el nivel C1.
La Consejería facilitará su incorporación a cursos en las Escuelas Oficiales de Idiomas o las inscripciones a pruebas para obtener el certificado correspondiente a C1, y en caso de que no puedan acreditar el nivel al acabar el periodo se les suprimirá la especialidad en la bolsa de trabajo; un total de 49 docentes se encuentran en esta situación.
Los docentes que no cuentan con un mínimo de 12 meses de experiencia perderán la especialidad en lengua extranjera en la bolsa de trabajo, pese a que podrán trabajar en otras especialidades, y los que la estén impartiendo podrán continuar haciéndolo hasta el final del nombramiento; en esta situación se encuentran 60 docentes.