Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno acepta ir al Consejo Europeo con un texto crítico sobre el acuerdo de refugiados consensuado en el Congreso

El Gobierno ha aceptado acudir al Consejo Europeo de este jueves y viernes en Bruselas con una posición "crítica" y consensuada en el Congreso de los Diputados sobre el preacuerdo UE-Turquía en materia de refugiados, según ha adelantado el diputado de Democracia y Libertad, Jordi Xuclà.
"Se va a fijar la posición previa del Gobierno español, que también es una posición crítica. Se está negociando un texto, pero por primera vez ha aceptado que la Comisión Mixta de para la UE vote un texto que sea el mandato por el cual el Gobierno va a representar a España en el Consejo Europeo", ha subrayado en declaraciones a los medios, tras la entrega de 100.000 firmas de Intermón Oxfam en el Congreso contra el citado principio de acuerdo europeo.
A su juicio, es "muy relevante y muy nuevo" que el Ejecutivo en funciones haya aceptado acudir a esta cita europea con una posición fijada en el Parlamento ya que en febrero, cuando el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, compareció en la Cámara sobre el Brexit rechazó la posibilidad de que el Gobierno en funciones tuviera un mandato escrito por el Parlamento. "Y hoy sí el Gobierno está aceptando este mandato".
"Se está intentando consensuar. Hemos intercambiado un texto y ayer el Gobierno reaccionó con otra propuesta de texto", ha precisado Xuclà, recordando que en apenas una hora comenzará la comparecencia del secretario de Estado de la UE donde se ofrecerá la visión del Gobierno al respecto.
A su juicio, este preacuerdo UE-Turquía viola el Convenio de Ginebra y la Convención europea de derechos humanos y el preacuerdo fue elaborado "por los intereses electorales de Merkel de este fin de semana". De hecho, ha destacado que son varios los países europeos que están reconsiderando su apoyo al preacuerdo.
Desde el PNV, Jokin Bildarratz ha indicado que se está negociando un documento con el Gobierno para acudir con un mandato parlamentario al Consejo Europeo, que contará con "la sensibilidad de todos los grupos".