Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reanuda la construcción del Embalse de Mularroya (Zaragoza) en la cuenca del Ebro

Las obras de construcción del embalse de Mularroya (Zaragoza) se han retomado este lunes con las tareas de saneamiento la arcilla del núcleo de la presa, que ya estaba construida.
Así, señala que los trabajos se centran en la construcción del cuerpo de la presa y en dos variantes de carreteras previstas. La obra, incluida en el Pacto del Agua de Aragón, regulará las aportaciones del río Jalón, para solventar la insuficiencia de reservas actuales, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que recuerda que las obras fueron autorizadas el 17 de diciembre pasado.
Las obras se han retomado a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, tras la aprobación del proyecto para responder a las condiciones de la Declaración de Impacto Ambiental.
Después se continuará con la elevación del cuerpo de presa que, antes de la suspensión de los trabajos, en marzo de 2013, había alcanzado los 38 metros, un 45,5% del total de la presa y se había cumplido con el 65% del presupuesto total.
La presa, de materiales suelos y ubicada en los términos municipales de La Almunia de Doña Godina, Chodes y Ricla, permitirá un volumen de embalse de 103,3 hectómetros cúbicos, con una altura sobre cimientos de 82,58 metros.
Junto con los trabajos en la presa, y hasta que se ejecuten las medidas compensatorias para cumplimiento de la DIA, también se ejecutarán las dos variantes de carretera incluidas en el proyecto: la de la N-IIa (entre los puntos kilométricos 262 y 270) y la autonómica A-2302 (entre los puntos kilométricos 2 y 7).
Según recuerda el Ministerio, las obras de la presa de Mularroya, han sido declaradas de Interés General, y están previstas en el Plan Hidrológico del Ebro y en el Pacto del Agua de Aragón. Estas obras servirán para mantener el sector agrícola del bajo Jalón, ya que tienen como objetivo incrementar la regulación del río, mejorar la garantía de suministro para el regadío del medio y bajo Jalón y abastecer y usos industriales.
Finalmente, señala que la presa permitirá asegurar el caudal de mantenimiento del río Grío e incrementar la capacidad de laminación de las avenidas, lo que reducirá el riesgo de inundación de las poblaciones situadas aguas abajo del embalse.