Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba el Proyecto Life+ Trivers que determinará las masas de agua temporales en España

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se ratifica la autorización provisional para ejecutar un proyecto Life+ Trivers, que busca determinar las masas de agua temporales, así como el origen de su temporalidad, mejorar su gestión y evaluar su estado ecológico.
Según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que este convenio de colaboración autorizado se realiza entre la Universidad de Barcelona, la Agencia Catalana del Agua, la Confederación Hidrográfica del Júcar y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas para la ejecución del proyecto Life+ Rivers.
Para ello, ha añadido que se empleará un 'software' denominado TREHS (Temporal Ríos Ecológico y Estado Hidrológico), diseñado para la aplicación de la Directiva Marco de Agua.
Además, ha explicado que esta herramienta informática ayudará a los organismos de cuenca establecer si la temporalidad de esas masas de agua se debe a cambios naturales, climáticos o a la intervención humana en la zona por medio de un medio predictivo de la evolución de las características de los ríos.
Asimismo, estima que permitirá a los técnicos seleccionar las fechas apropiadas para los muestreos y los métodos de determinación del estado ecológico.
En concreto, ha dicho que el beneficiario y coordinador del proyecto es la Universidad de Barcelona, mientras que los beneficiarios asociados son la Agencia Catalana del Agua, la Confederación Hidrográfica del Júcar y el CSIC.
El presupuesto total aprobados por la Comisión Europea para llevar a cabo estos trabajos son 1,4 millones de euros, de los que la Unión Europea soporta 683.000 euros y el resto son sufragados por el beneficiario coordinador y los beneficiarios asociados, principalmente la Confederación Hidrográfica del Júcar y el CSIC.
En concreto, la Confederación Hidrográfica del Júcar participa en el proyecto mediante la aportación de una serie de trabajos técnicos, valorados en 56.500 euros. De este modo, pondrá a disposición del programa la información relativa a series históricas de caudales, de
indicadores físico-químicos y biológicos, con el fin de comprobar que las metodologías desarrolladas en el marco del proyecto son viables y se pueden aplicar en la planificación hidrológica.
El convenio entrará en vigor una vez los suscriban todas las partes y terminará cinco años después del último pago por parte del beneficiario coordinador a los asociados.