Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprobará este viernes la creación de una Tarjeta Sanitaria "única e interoperable" en toda España

Mato dice estar "moderadamente" satisfecha con la reforma sanitaria impulsada hace un año
El Gobierno aprobará este viernes en el Consejo de Ministros un Real Decreto que desarrollará la creación de una Tarjeta Sanitaria Única e Interoperable, que permita la identificación de un paciente en todo el territorio español.
Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Cámara Baja para hacer balance del primer año de su reforma sanitaria y explicar el Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) suscrito en julio con la profesión médica y enfermera.
La creación de una única tarjeta sanitaria ya fue acordada con las comunidades en el Consejo Interterritorial de febrero de 2012 pero aún no se había puesto en marcha. Hasta ahora cada comunidad expedía su propia tarjeta sanitaria, lo que hacía que ciudadanos con dos residencias en autonomías diferentes pudieran tener dos tarjetas, lo que reflejaba "cierto desorden", según ha reconocido Mato.
Sin embargo, con esta nueva tarjeta "se favorecerá la interconexión de los datos sanitarios de los pacientes" y permitirá "la identificación de los pacientes dentro de todo el territorio español".
En su comparecencia, Mato ha reconocido estar "moderadamente satisfecha" con la aplicación de la reforma sanitaria puesta en marcha hace año y medio porque muchas de las medidas puestas en marcha "están ya dando resultados".
No obstante, pese a estas mejoras ha insistido en que deben "seguir avanzando" para garantizar la sostenibilidad y calidad del sistema para solventar aquellos aspectos todavía problemáticos, como el tiempo de espera para someterse a una operación no urgente o por ser atendido en la consulta del médico especialista.
MEJORAR LAS LISTAS DE ESPERA
En este sentido, Mato ha adelantado que trabajan en el proyecto de Real Decreto de Calidad y Seguridad de los Pacientes, que establecerá criterios de priorización en intervenciones y pruebas diagnósticas, como la gravedad, el impacto en la salud futura y los criterios clínicos y funcionales.
Para ello, propone elaborar un sistema que podría contar con una relación de especialidades, procesos quirúrgicos y procedimientos diagnósticos y terapéuticos, en el que se aplique el sistema de garantías de tiempo máximo de acceso.
Y dentro de los criterios funcionales podrían incluirse, por ejemplo, la valoración sobre las limitaciones en las actividades para la vida diaria, el trabajo, dependencia de otras personas, etc. Además, esta norma también regulará el derecho a la libre elección de médico de familia, pediatra, enfermero y hospital.
Por otro lado, la ministra ha planteado valorar cómo potenciar la colaboración en el ámbito sanitario con las Mutuas de Accidentes de Trabajo. "Debemos hallar la fórmula", ha dicho, para que, a través sus profesionales altamente cualificados y su especialización, se descargue presión asistencial. Para ello, ha encargado un informe al efecto al Consejo Asesor de Sanidad.
ACUERDO HISTÓRICO CON LOS PROFESIONALES
Durante su comparecencia Mato también ha mostrado su satisfacción con el acuerdo "histórico" firmado el pasado mes de julio en La Moncloa con los representantes de las profesiones médica y enfermera, ya que representa una "base sólida" para alcanzar una sanidad pública, gratuita, universal, equitativa, de calidad y económicamente sostenible.
Dicho acuerdo permitirá entre otras cuestiones "mejorar la competencia" de estos profesionales, mejorar su relación jurídica con el SNS y mejorar la organización del proceso asistencial y de atención integral del paciente.
Mato confía además en que sea el "punto de partida" para un futuro pacto con los grupos parlamentarios, algo que estos sin embargo dudan que sea posible "si no rectifican su reforma sanitaria", ha dicho el diputado del PSOE José Martínez Olmos.
El portavoz socialista ha lamentado que tras la reforma de Mato "la sanidad ya no es universal" y ha pedido a la ministra que rectifique para evitar que "centenares de miles de inmigrantes sigan sin cobertura sanitaria".
Además, ha asegurado que la disminución del gasto farmacéutico se ha producido a costa de "recetas prescritas pero no dispensadas".
La diputada de CiU Lourdes Ciuró le ha recriminado que hable de diálogo "y luego no lo practique", y le recuerda que el Ministerio debe "coordinar pero no regular lo que se aparta de sus competencias". "La sostenibilidad pasa porque cada uno haga lo que corresponda", ha avisado.
Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha criticado el "'apartheid' sanitario" que ha causado la reforma de Mato ya que ha provocado un "desbarajuste total" dejando "mucha gente en el limbo".
"Usted y su gobierno le han planteado a la sociedad española un reto, quieren cargarse el sistema público de salud y el de pensiones, pero no lo van a conseguir", ha dicho.