Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno actuará "con arreglo" a lo que recomienden los órganos consultivos sobre la reforma

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, no ha querido "aventurar los cambios" que pudieran producirse sobre el redactado del anteproyecto de Ley Orgánica de protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada en su tramitación y ha afirmado que el Ejecutivo obrará en este sentido "con arreglo" a lo que recomienden los órganos consultivos.
"Respetamos el procedimiento y en primer lugar tendremos que analizar las sugerencias, opiniones y aportaciones especialmente de los informes que se efectúen y con arreglo a eso actuaremos", ha señalado en rueda de prensa al término del Consejo de Ministros con relación al anteproyecto, que ya ha sido remitido para consulta a instituciones como el Consejo de Estado.
Según ha explicado, el Ejecutivo "lo que hará es analizar las opiniones y las diferentes sugerencias que se hagan" tanto desde "los ámbitos a quienes corresponde ese informe" como de "quienes corresponde una opinión política, incluidos los grupos parlamentarios".
Preguntada por ese "consenso de 1985" al que el Gobierno dice querer volver con la reforma de la regulación del aborto en España, Santamaría ha afirmado que aquella ley, a la que se opusieron los 'populares', fue "objeto de una sentencia del Tribunal Constitucional" y "respetada por los sucesivos gobiernos", manteniéndose en vigor hasta 2009.
"Ha estado en vigor desde su aprobación con gobiernos de diferente símbolo", ha contestado para defender que existía consenso en torno a la anterior normativa, en la que se despenalizaba el aborto en tres supuestos de conflicto.