Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno catalán y editores pactan la renovación paulatina de los libros de texto hasta el curso 2015-2016

La consejera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, y el Gremio de Editores de Cataluña han acordado este viernes renovar los libros de texto de los seis cursos de Primaria de forma paulatina hasta el curso 2015-2016 en base a las competencias básicas.
Lo han decidido en una reunión mantenida este viernes después de que Rigau propusiera que los libros no se adaptaran el próximo curso pese a la implantación de la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce) con el argumento de ayudar a las familias a hacer frente a la crisis, teniendo en cuenta que pueden costar más de 300 euros, ha informado la Consejería en un comunicado.
Tanto el Gobierno catalán como los editores catalanes consideran que el proceso de desarrollo de la Lomce "no ayuda a la buena programación", teniendo en cuenta que deja poco margen para tener los libros renovados el próximo curso 2014-2015.
Será el departamento de Rigau el que dé instrucciones a los editores sobre los contenidos que deben aparecer en el libro de Ciencias Sociales --las materias troncales como lenguas y matemáticas están exentas de polémica-- cuando llegue a un acuerdo con el Ministerio de Educación sobre el desarrollo de la Lomce.
Por ello, los editores que quieran ya pueden empezar a renovar los libros del resto de materias, algo que también podrán hacer en el caso de Ciencias Sociales --que es donde se explican contenidos históricos-- cuando la Consejería les de las directrices oportunas.
En declaraciones a Europa Press, el presidente de la comisión del libro de texto del Gremio de Editores de Cataluña y vicepresidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele), Antonio Garrido, ha explicado que las instrucciones sobre el libro de Ciencias Sociales "pueden llegar en tres semanas o dos meses", por lo que cada editor decidirá si adapta los contenidos para el próximo curso o lo pospone para el de 2015-2016 en función del margen que tenga.
"La reunión ha servido para dejar la puerta abierta a los editores y que cada un haga lo que crea oportuno", ha dicho Garrido, que ha recordado que la última decisión de cambiar los libros de los alumnos la tienen las escuelas.
Las editoriales trabajan desde hace dos años con el Gobierno catalán para introducir en los libros de texto un cambio metodológico de enseñanza en función de competencias básicas --un sistema que también se prevé en la aplicación de la Lomce--, y los cambios se harán en este sentido.