Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno navarro pide "medidas acordes con la gravedad" de las presuntas malas prácticas de un monitor de discapacitados

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha explicado que un informe de inspección ha identificado "malas prácticas" en la actuación de un monitor en el centro para discapacitados en El Molino y ha demandado a la fundación titular del centro "medidas acordes con la gravedad" de los hechos.
Laparra, a preguntas de los periodistas sobre una información de Diario de Noticias sobre presuntos malos tratos de monitores a personas discapacitadas, ha explicado que "el Gobierno está interviniendo desde el primer momento en que ha tenido conocimiento de los problemas", a raíz de una comunicación hecha por las familias.
Así, ha señalado que el 9 de septiembre la Agencia de Atención a la Dependencia envió un requerimiento al servicio de inspección para que "interviniera y desarrollara actuaciones en ese centro a partir de las quejas que nos habían transmitido un grupo de familias".
"A partir de ahí, por parte del servicio de Inspección hay una identificación de malas prácticas", ha apuntado Laparra, para señalar que la actuación del departamento ha ido en una doble vía. Por un lado, remitir el informe de inspección al juzgado, "por si considera que hay indicios de delito".
Por otro lado, el Gobierno ha solicitado al patronato de la Fundación Ciganda Ferrer, que es la titular de este centro, que adopte varias medidas: "Nos parecía importante que hubiese un nombramiento de un director técnico, que el gerente en principio se quedara al margen de las intervenciones técnicas, y parecía importante que hubiese un despido inmediato del monitor presuntamente implicado y que hubiese también una supervisión estricta de las prácticas y actitudes de alguno de los otros monitores que pudiesen estar implicados".
Preguntado si tiene conocimiento de que se hayan llevado a la práctica estas noticias, Laparra ha respondido que "no tenemos noticias todavía de ello".
Finalmente, sobre la posibilidad de que el anterior Gobierno hubiera podido intervenir antes, el vicepresidente ha señalado que "parece que hay algún indicio de que en la etapa anterior podría haber habido elementos suficientes como para haber intervenido". "Hemos planteado desde el principio que los servicios de inspección en servicios sociales habían tenido un deterioro notable en su capacidad de intervención y de actuación. A partir de ahí, lo que puedo informar es sobre el proceso desde que tenemos responsabilidad de Gobierno", ha concluido.