Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno alemán prevé legalizar el uso medicinal del cannabis a partir de 2017

El Gobierno alemán ha presentado este miércoles un proyecto de ley para suavizar el consumo de cannabis y permitir su uso medicinal a partir del próximo año en enfermos graves que ya no tienen otras alternativas terapéuticas.
De este modo, según la norma que entrará en vigor en la primavera de 2017, las flores secas o extractos de cannabis podrán adquirirse en las oficinas de farmacia con prescripción médica y serán financiados por el sistema público de salud en estos casos.
Alemania se uniría así a otros países europeos como Italia y la República Checa que ya regulan el uso medicinal del cannabis. En Portugal se ha despenalizado el consumo privado de ésta y otras drogas pero no permite su uso medicinal.
Hasta ahora en Alemania, las enfermos terminales como consecuencia de un cáncer, el sida, la esclerosis múltiple o el Párkinson sólo podían acceder al cannabis tras una autorización especial y debían asumir todo el coste de su consumo.
"Nuestro objetivo es que las personas gravemente enfermas sean tratados de la mejor manera posible", ha aseverado el ministro alemán de Salud, Hermann Groehe, en un comunicado.
Para ello, el Gobierno alemán prevé la creación de plantaciones para cultivar cannabis que estarán sometidas a unos controles específicos, e importarán lo que necesiten si esta producción propia no es suficiente.