Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco reitera que mantendrá la asistencia sanitaria a los afectados por el "regresivo" decreto del PP

Dice que es "contrario a los principios de cobertura universal porque "se quiere dejar sin cobertura a personas que hasta ahora la tenían"
El Gobierno vasco ha afirmado este martes que la norma que desarrolla el decreto de asistencia sanitaria recientemente aprobada por el Consejo de Ministros y publicada este sábado en el BOE", "supone un regresión hacia un modelo de Seguridad Social obsoleto" y ha garantizado que en Euskadi se mantendrá la asistencia sanitaria a todos los afectados por este decreto".
En un nota, ha indicado que este decreto es "contrario a los principios de cobertura universal y financiación a través de los impuestos que pagan los ciudadanos", ya que "se quiere dejar sin cobertura a personas que hasta ahora la tenían".
El departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco ha manifestado que la norma "nos conduce hacia una completa centralización del reconocimiento de la condición de asegurado a través de los organismos de la Seguridad Social, dejando el papel de las Comunidades Autónomas en el de meras ventanillas administrativas de tarjetas sanitarias, pero sólo para aquellos a los que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) reconoce sus derechos".
Asimismo, ha criticado que este real decreto 16/2012 "sitúa a quienes acceden a la asistencia sanitaria por razón de su renta ante una gran inseguridad jurídica, ya que es un Decreto del Gobierno y no una Ley, el que establece el nivel de ingresos necesario para obtener la condición de asegurado".
En este sentido, ha advertido de que con esta medida "se quiere dejar sin cobertura a personas que hasta ahora la tenían" y ha citado como ejemplo el caso de extranjeros empadronados sin tarjeta de residencia o el de personas con rentas superiores a los 100.000 euros, "que también pagan sus impuestos".
"Sigue dejando fuera a profesionales liberales en función de su renta incumpliendo la previsión de la Ley General de Salud Pública, que contempla la inclusión de estos colectivos profesionales", ha denunciado antes de asegurar que en Euskadi se mantendrá la asistencia sanitaria a todos los colectivos afectados por el Real Decreto.
El Gobierno vasco ha explicado que desde que el Gobierno Central empezara a "desgranar sus medidas de recortes", su posición ha sido "firme y crítica en contra del copago sanitario y a favor de una coyuntura universal".
DIPUTACIONES
Sin embargo, ha lamentado que no ocurra lo mismo con otras formaciones como el PP, PNV y Bildu "quienes en las tres Diputaciones que gobiernan se han apresurado a trasladar los datos fiscales de las Haciendas Forales a la Seguridad Social con el objeto de hacer posible el copago farmacéutico".
Al respecto, ha criticado de que la semana pasada PNV y Bildu, con su abstención en las Juntas Generales de Álava, "se pusieron del lado del PP en su intención de enviar los datos fiscales de Álava al INSS, posición que sin duda adoptarán las otras dos Juntas Generales cuando se lleven a ratificación los mismos decretos ya firmados por José Luis Bilbao y Martín Garitano".
"¿Cómo se debe entender, entonces, la llamada de los diputados del PNV Olabarria y Erkoreka a establecer un cordón sanitario en Euskadi para impedir la aplicación de los recortes de Rajoy si sus representantes en las Juntas Generales se apresuran a crear las condiciones para el copago?", se ha preguntado.
Por ello, el Ejecutivo vasco ha expresado su "oposición" a este modelo de prestación sanitaria "basado en los recortes y en las restricciones" y ha reiterado su apuesta por una política de servicios públicos "que garanticen el acceso universal de toda la población a un derecho tan básico como es recibir atención sanitaria, tal y como ampara nuestra propia capacidad normativa y nuestro autogobierno".