Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán dedica casi 2 millones más a becas comedor y prioriza casos de "privación alimentaria"

Inicia un proceso de armonización de los criterios de asignación de esta ayuda
La consellera de Enseñanza de la Generalitat catalana, Irene Rigau, ha anunciado que destinará 1,8 millones de euros más a becas comedor, pasando de 32,2 el curso pasado a 34 millones este nuevo curso que podrán ser ampliables, y asegurará la ayuda a los escolares con "privación alimentaria".
En declaraciones a los medios, ha prometido que "de cara al curso 13/14 todo alumno con privación alimentaria tendrá beca", por lo que el número de pupilos becados superará los 64.000 actuales, en 4.000 ó 2.000 alumnos dependiendo de la ayuda que reciban.
Como novedad, los alumnos con "privación severa" podrán acceder a la gratuidad completa de la beca, puesto que hasta ahora tenían subvencionado el 75% y el departamento detectó que algunas familias no podían asumir el resto de coste del menú escolar --cuesta 6,20 euros--, y el resto tendrán una ayuda del 50%.
Además del aumento de la partida, Enseñanza ha iniciado un proceso de armonización de los criterios de asignación de las becas en los Consells Comarcals con la aplicación de un "cálculo homogéneo" a la hora de valorar las rentas de las familias que soliciten la ayuda.
El objetivo de esta armonización es "garantizar la equidad", puesto que hasta ahora los Consells Comarcals --que gestionan directamente las becas con la partida que les transfiere la Generalitat-- aplicaban fórmulas muy dispares.
La Conselleria establecerá este criterio único a partir del curso 2014/15, puesto que durante el curso actual ordenará los diferentes cálculos de los Consells y decidirá qué umbrales de renta aplica.
Sin embargo, ya a partir del nuevo curso que empieza el 12 de septiembre, la Conselleria recogerá todas las peticiones de becas "no atendidas" y las estudiará para detectar si hay niños en situación de necesitar beca por tener privaciones alimentarias, situación que valorará a través de los informes de los servicios sociales.
Según la Conselleria, en Cataluña hay un 3% de niños en situación de privación alimentaria, una cifra que es menor a los de los alumnos becados, si bien Enseñanza asegurará que estos estudiantes estén entre los que consigan esta ayuda.
También se generalizará el 'Protocolo para la detección y el seguimiento de situaciones en alimentación de niños y adolescentes', que han firmado Enseñanza, Bienestar y Familia, la Associació Catalana de Municipis i Comarques (ACM) y la Federació de Municipis de Catalunya (FMC).
La medida, que reconoce que la falta de recursos de algunas familias catalanas puede provocar situaciones de "especial dificultad de alimentación" de sus hijos, pretende reforzar la coordinación entre los servicios básicos de atención social y los educativos para detectar y atender estas situaciones.
MATERIAL ESCOLAR
Enseñanza dotará con 6 millones de euros a las escuelas con más alumnado con complejidad socioeconómica para que se destinen a reutilización de libros y compra de material escolar, del que se beneficiarán 1.023 centros --903 públicos y 120 concertados--.
De estos 6 millones --que el Estado transfiere a la Generalitat para el material escolar--, 3,7 corresponden a la cifra que abonó con retraso al finalizar el curso pasado y 2,3 el presupuesto que ha dedicado este nuevo curso.
"Hacemos una nueva iniciativa para los casos de privación material, para la dificultad de la compra de material escolar que todos sabemos que impacta en el inicio de curso", ha afirmado la consellera.