Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destina 1,24 millones a suministro de biomasa para energía producción agroalimentaria

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 10 de junio un Real Decreto que establece las bases reguladoras para conceder ayudas a la cooperación por un total de 1,24 millones de euros, para el suministro sostenible de biomasa destinada a la producción de energía en la transformación de los productos agroalimentarios, en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.
Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el objetivo es apoyar actividades de cooperación entre entidades asociativas prioritarias y o pequeñas y medianas empresas agroalimentarias para el suministro sostenible de biomasa destinada a la producción de energía en la transformación de productos agroalimentarios.
La dotación económica para todo el periodo presupuestaria asciende a 1.241.770 euros de gasto público total, procedente del Fondo FEADER (80 por ciento, 993.416 euros) y de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el 20 por ciento (248.354 euros).
Sáenz de Santamaría ha explicado que se busca apoyar estas actividades de cooperación en las que participen al menos dos de las siguientes figuras, una entidad asociativa prioritaria, una pyme supraautonómica u otra persona física o jurídica, siendo imprescindible la participación de, al menos, una de las dos primeras.
Estas acciones de cooperación deben contribuir a la lograr un suministro sostenible de biomasa entre agentes que la reciben o la proveen cuyo destino es la producción de energía en la transformación de los productos agroalimentarios.
Además, este suministro se hace en paralelo y de manera complementaria a la cadena de valor propia de las empresas del sector que intervienen en la producción, transformación y distribución de alimentos o productos alimenticios, lo que conlleva un beneficio a las entidades asociativas prioritarias o pymes agroalimentarias supraautonómicas implicadas.
Esto redundará en beneficio de todos los integrantes de la cadena alimentaria, desde los agricultores de base integrantes, los grupos asociativos hasta el consumidor.
Estas acciones deben impulsar también una economía baja en carbono. Las ayudas están destinadas a las entidades asociativas prioritarias y/o pymes agroalimentarias.
Con la aprobación de este Real Decreto, el Ministerio establece una nueva línea de ayudas al fomento del asociacionismo agrario y a la dinamización de pequeñas y medianas empresas.