Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno firma con 78 empresas un protocolo para desarrollar el curriculum ciego y evitar discriminación de género

El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha suscrito este jueves 20 de julio un protocolo con un total de 78 empresas que se adhieren así a un programa para desarrollar el curriculum ciego, según han informado a Europa Press fuentes de este departamento. Concretamente, el programa recibe la denominación de 'Proyecto para el diseño, implantación y valoración de un proyecto de curriculum vitae anónimo para la selección de personal'.
La firma ha corrido a cargo del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, junto con la directora del Instituto de la Mujer, Lucía del Carmen Cerón, con representantes de las compañías, entre las que se encuentran Banco Santander, Gamesa, KPMG, así como instituciones públicas como el ayuntamiento de Alcorcón o la Universidad Politécnica de Valencia.
Se trata, en concreto, de 63 empresas y 15 entidades entre las que hay agentes sociales, Universidades, agencias de empleo y asociaciones profesionales.
En todo caso, las mismas fuentes señalan que hay más compañías interesadas en adherirse al programa. Ahora, se formarán grupos de trabajo entre las empresas para analizar cómo se puede desarrollar ese curriculum ciego en función de las características y procesos de selección con los que operan. Tras las conclusiones, se firmará un protocolo.
En un comunicado, el ministerio especifica que con esta iniciativa, España, como han hecho otros países de nuestro entorno, quiere prestar especial atención a la posibilidad de luchar contra la discriminación en el acceso al empleo a través de la figura del curriculum vitae anónimo. Se entiende por curriculum anónimo el que suprime referencias personales tales como el nombre y apellidos, sexo o edad, y no incluye tampoco fotografía, u otras circunstancias personales con el fin de centrarlo en las capacidades de la persona candidata al puesto de trabajo a cubrir.
El objetivo del proyecto, según añade, es promover el diseño, implantación y evaluación del curriculum vitae anónimo para la selección de personal en las entidades firmantes. De este modo, está previsto el trabajo con las entidades adheridas para diseñar los procedimientos y modelos más adecuados para facilitar la implantación de currículum anónimo y/o procesos de selección despersonalizados. Tras este trabajo, vendrá la fase de implantación propiamente dicha del proyecto y su evaluación.
La primera vez que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, habló del curriculum ciego fue en diciembre del año pasado, durante su primera comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso. En ese momento, anunció su intención de "trabajar con las empresas de selección de talento para proponer la elaboración de un código de conducta que establezca buenas prácticas en los procesos de selección, como que los curriculum sean anónimos", de cara a una mayor incorporación de la mujer en el mercado laboral en general, y en los puestos de toma de decisiones en particular.
En enero de 2017, la ministra concretó en el Senado que se llevaría a cabo un "programa piloto" del curriculum ciego. "Pretendemos llevar a cabo una prueba piloto para evaluar el funcionamiento del curriculum anónimo", señaló. Recordó que "Francia, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Suecia o Finlandia ya han superado la fase de prueba" e insistió en que España no debía quedarse atrás.
Para Montserrat, "ni la edad, ni el nombre ni la foto tienen algún tipo de relación con las capacidades a evaluar de una persona para acceder a la mayoría de los puestos de trabajo". Por eso, cree que el formato de curriculum anónimo puede "impedir cualquier actitud discriminatoria" por cualquiera de estas razones, hacia la persona que concurre a ese puesto de trabajo.
En marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad avanzaba que unas 300 empresas españolas habían mostrado interés en aplicar el curriculum ciego y aseguraba la voluntad del ejecutivo de "recomendar" su aplicación a las compañías. "Es tal la asimilación efectiva de la igualdad entre hombre y mujer que lo vamos a recomendar (el curriculum) y se van a crear incentivos y distintivos para quienes lo implanten", destacó.