Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno japonés cree que no sería realista prescindir de la energía nuclear tras el accidente de Fukushima

"Los héroes reales son quienes perdieron sus vidas", dice la delegación
El embajador de Japón en España, Sarotu Satoh, ha opinado que la idea de prescindir de la energía nuclear en el actual modelo energético del país "no sería realista", si bien ha precisado la necesidad de incrementar al máximo sus niveles de seguridad, con la consiguiente implicación de la comunidad internacional.
En una rueda de prensa en Oviedo, donde este viernes una delegación de los Héroes de Fukushima recogerá de manos del Príncipe el Premio de la Concordia 2011, ha anunciado que próximamente se celebrará un debate nacional en el que participará el pueblo japonés con el objetivo de definir el nuevo modelo, en el que las renovables deberán tener un mayor y mejor aprovechamiento e incrementar su aportación al mix energético estatal.
En lo que respecta al escenario de la catástrofe nuclear, ha comentado que los plazos previstos en la agenda de la reconstrucción se han adelantado, por lo que la refrigeración estable de la central finalizará, probablemente, antes de que termine el año.
El diplomático, en el cargo desde el lunes, ha lamentado la "drástica" reducción registrada en la afluencia de turismo desde el accidente y ha incidido en que Japón "es un destino seguro", que se reconvertirá, ha dicho, en "un país aún más excelente".
En este sentido, ha precisado que los medios tienden a magnificar las consecuencias de la radioactividad y ha defendido que "no existen problemas fuera del perímetro de treinta kilómetros y mucho menos en la ciudad de Tokio, con niveles de radiación similares a los de otras ciudades europeas. No existe ningún motivo para la preocupación", ha insistido.
Satoh ha agradecido a la Fundación Príncipe de Asturias la concesión del Premio, que servirá de "impulso" para la reconstrucción del país, así como la "hospitalidad" de las autoridades del Principado de Asturias y de la ciudad de Oviedo, hasta donde han viajado cinco representantes del Ministerio de Defensa japonés, integrantes de los cuerpos de Policía y Bomberos.
En este sentido, ha agradecido también los apoyos recibidos del Gobierno de España y de la Casa Real, así como los mensajes de condolencia y los numerosos eventos organizados para ayudar a los damnificados. "Gracias a España la reconstrucción avanza de manera firme y, pese a que existen dificultades, muchos evacuados han regresado, las infraestructuras avanzan a grandes pasos y la producción industrial y agrícola están volviendo a funcionar", ha indicado.
POLICÍA DE TOKIO
Por su parte, el superintendente de la Policía de Tokio, Yoshitsugu Oigawa, ha recordado que ordenó a la policía de todo el país acudir a reparar los daños del terremoto y del tsunami y luego al escenario de Fukushima, donde trabajaron en la evacuuación de los residentes de la zona y contribuyeron a "apaciguar" la situación de la piscina del reactor tres para reducir su temperatura.
El coronel Iwakuma ha expresado su satisfacción por la alta evaluación de sus trabajos "abnegados, sinceros y serios" y ha comprometido que redoblarán sus esfuerzos para conseguir la seguridad en su país.
El capitán Tomioka, del Cuerpo de Bomberos de Tokio, ha recordado que su equipo fue uno de los primeros en entrar en el reactor para evaluar la situación, y tras certificar que la operación era segura, rociaron la central con agua de mar, extraida a ochenta kilómetros de distancia.
En términos similares, el superintendente Watanabe, entonces comisario del distrito de Futaba, en las proximidades de la nuclear, ha explicado que evacuaron a 73.000 personas, en un área en la que se registraron 2.600 muertes y más de 400 desaparecidos y donde las labores de búsqueda e identificación de víctimas continúa, siete meses después del accidente del 11 de marzo.
"DIGNO MOTIVO"
El comisario ha recordado que cinco agentes perecieron en la misión y ha opinado que los héroes reales son quienes perdieron sus vidas por ese "digno motivo". "El premio de hoy es un gran honor; redoblaremos nuestros trabajos y nunca olvidaremos el favor que nos brindaron", ha destacado en una comparecendia ante la prensa.
El pasado mes de marzo un tsunami de más de catorce metros arrasó la central japonesa de Fukushima y destruyó su sistema eléctrico. El accidente, sin precedentes a nivel mundial, dejó tras de si más de 15.800 muertos y casi 4.000 desaparecidos. Hoy una representación de quienes lo vivieron en primera persona serán reconocidos en la capital del Principado por su "ejemplo de coraje ante la adversidad, sentido del deber, defensa del bien común y conciencia cívica".