Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno asegura que no existe "una amenaza singular" del terrorismo yihadista sobre la Catedral de Santiago

Aumenta la presencia policial en el casco histórico compostelano ante la "gran afluencia" de personas en verano
El casco histórico de Santiago y, en especial, el entorno de la Catedral, verá aumentado a partir de este miércoles el número de policías desplegados debido a la "gran afluencia" de turistas que se prevé de cara a los meses de verano.
Para presenciar el despliegue del operativo ha acudido a la capital gallega el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, quien ha estado acompañado en su visita por el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.
En declaraciones a los medios, Francisco Martínez ha negado que este despliegue guarde relación con "una amenaza singular que tenga como objetivo la Catedral". "Toda la Unión Europea está amenazada", ha admitido, en alusión a la "crueldad y fanatismo sin límites" del terrorismo yihadista.
"Hemos visto a los terroristas ser despiadados y crueles, y atacar todo tipo de sitios", ha proseguido, antes de recalcar que "es lógico" reforzar la presencia policial "en sitios con mucha concentración de gente y de especial simbología" pero también en otro tipo de calles y en las entradas y salidas de las ciudades.
"PRESERVAR LA SEGURIDAD"
En el marco de este aumento policial, el secretario de Estado ha destacado tanto el refuerzo puesto en marcha por la Guardia Civil en distintos puntos del Camino de Santiago como el de la Policía Nacional en el ámbito urbano.
Su objetivo, como ha explicado, es "prevenir y detectar posibles riesgos, identificar posibles amenazas, proteger a los ciudadanos y garantizar la seguridad de los millones de visitantes" de Compostela. Todo ello, como ha recalcado, "preservando la intimidad" y "la fluidez" de los desplazamientos.
A renglón seguido, ha detallado que en toda España, que tiene unas cifras turísticas "espectaculares", se reforzará la seguridad en verano. "Sabemos que nadie visita un país sólo por la seguridad, pero sí se puede dejar de visitar si falta esa seguridad", ha analizado, tras equiparar "turismo seguro" con "turismo de calidad".
Sin poder concretar el número de agentes desplegados en Santiago a lo largo de los meses de verano, sí ha dejado claro el secretario de Estado que será una cantidad "más que suficiente para preservar la seguridad", como ocurrirá en todas las zonas especialmente turísticas.
Así, para poder hacer frente a "las pequeñas amenazas" y también "a las grandes", habrá "distintas unidades especializadas" y más agentes en el terreno. "Creo que los ciudadanos agradecen y valoran su presencia, que transmite seguridad y cercanía", ha opinado, tras constatar que los cuerpos de seguridad y las fuerzas armadas son las instituciones en las que "más confían los españoles".