Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Govern destinará hasta 6,5 millones a Policlínica Miramar para derivarle pacientes y reducir listas de espera

El Servicio de Salud de Baleares ha adjudicado un contrato de gestión de servicios asistenciales a la Policlínica Miramar por un importe máximo de 6,5 millones de euros, por un periodo de dos años, con el objeto de derivarle pacientes y reducir las listas de espera, tanto de intervenciones quirúrgicas, como de consultas externas.
En un comunicado, el Ib-Salut ha informado de que la clínica adjudicataria del concurso presentó una oferta de casi 1,5 millones de euros inferior al precio de licitación, que fue de 8 millones de euros.
Según ha anunciado, una vez firmado el contrato -previsto para principios del mes de octubre-, los hospitales del Servicio de Salud establecerán, conjuntamente con la Policlínica Miramar, circuitos de derivación de pacientes para consultas externas, intervenciones quirúrgicas (cirugía mayor y menor), estancias hospitalarias de media y larga duración para pacientes sociosanitarios y plazas de hospital de día.
No obstante, ha precisado que únicamente podrán derivarse pacientes conforme a las necesidades asistenciales de los hospitales, en base a la cartera de servicios pactada con la Policlínica y siempre y cuando el usuario esté conforme.
Por otro lado, ha explicado que los pacientes que se deriven, tanto a consultas externas, como para ser operados, serán de las especialidades de Urología, Oftalmología y Optometría, Cirugía General, Otorrinolaringología y Dermatología.
Asimismo, ha destacado que la atención recibida por los pacientes será en las mismas condiciones de atención, calidad e innovación tecnológica que la proporcionada en los hospitales públicos de Baleares.
Concretamente, el Ib-Salut ha detallado que está previsto que los hospitales deriven cada año cerca de 29.500 consultas con el especialista (22.500 primeras y 7.000 sucesivas); 3.658 intervenciones quirúrgicas (706 varices, 422 cataratas, 400 vasectomías, 158 fimosis y 71 hernias, entre otros procesos quirúrgicos); 12.000 estancias hospitalarias (cerca de 450 pacientes con una estancia media superior a los 25 días) y 40 plazas de hospital de día.
Por otra parte, ha apuntado que el objeto de este contrato de gestión de servicios públicos es "mejorar" los tiempos de respuesta en la atención sanitaria.
Asimismo, ha agregado que el Servicio de Salud ejercerá las facultades de inspección y control con la creación de una comisión de seguimiento que analizará el desarrollo de los objetivos del contrato y resolverá cualquier incidencia que se produzca durante su ejecución.
Finalmente, ha avanzado que el Servicio de Salud también velará por la seguridad de la información y confidencialidad en el tratamiento de los datos de los pacientes mediante controles y auditorías internas.