Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern no quiere "generar alarma" con el protocolo contra la radicalización islamista en aulas

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha afirmado este martes que la Generalitat "no tiene ningún interés en generar alarma" con el protocolo que ultima para prevenir la radicalización islamista en las aulas catalanas, según avanzó este sábado Europa Press tras una entrevista con la consellera de Enseñanza, Meritxell Ruiz.
En la rueda de prensa tras el Consell Executiu, ha asegurado que el protocolo quiere favorecer el "trabajo coordinado con la comunidad educativa desde la perspectiva de la prevención y la detección", precisando que se trata de un protocolo para detectar actitudes y no solo de intervención.
"La comunidad educativa es un espacio donde la radicalización islamista y otras conductas deben ser detectadas", ha explicado Munté, al recordar que esta medida fue anunciada ya por el conseller de Interior, Jordi Jané.
El protocolo se empezó a gestar tras los atentados de París, cuando se activaron varios dispositivos de prevención: "Se está trabajando. Pronto estará a disposición de ser explicado a los centros" para que sospechas fundamentadas puedan ser trabajadas y compartidas con los Mossos d'Esquadra.
En relación al trabajo coordinado con las fuerzas de seguridad del Estado, la portavoz ha defendido que "no hay mala relación", y ha abogado por una mayor coordinación para que la policía catalana disponga de más información, por lo que se ha solicitado una junta de seguridad.
Además, Neus Munté se ha mostrado partidaria de compartir a nivel policial "toda la información posible ante una amenaza global".