Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern prevé normalizar las Cercanías de Barcelona a las 17 horas

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat catalana, Josep Rull, prevé que el servicio de Rodalies quede normalizado a las 17.00 horas de este martes, tras el fuego de esta madrugada en una instalación en desuso de Adif situada entre el Clot-Aragó y Arc de Triomf.
El conseller ha dicho que el fuego se ha originado por la acumulación de colchones, muebles viejos y residuos en esta estación abandonada, que recibía el nombre de Vilanova Bifurcació: "Se trata de un problema de mal mantenimiento por parte de Adif".
"Es un hecho muy grave", ha dicho Rull, que ha considerado que la reacción de Renfe ha sido buena, pero en cambio ha manifestado tener dificultades objetivas de comunicación con Adif, el gestor de la infraestructura y con quien le ha resultado imposible ponerse en contacto.
"Hemos dado la cara y hemos dado explicaciones. Renfe también, pero Adif no ha dado las que correspondían", ha dicho Rull, que ha señalado que su intención no es culpar al Gobierno central de todo.
"Para el ciudadano, quien tenga la culpa es irrelevante. Lo que quiere es tener un buen servicio", ha ahondado el conseller.
TRASPASO DE RODALIES
El conseller ha vuelto a remarcar el "control absoluto" de Rodalies para garantizar un buen servicio, y ha garantizado que la Generalitat no se cansará de pedirlo.
Actualmente, Adif es el ente propietario la infraestructura, mientras que el Govern solo controla el servicio, que sufre incidencias con frecuencia por la escasez de inversión.
La Conselleria ha convocado la mañana de este martes un gabinete de crisis para coordinar un servicio alternativo de transporte para los usuarios, y Rull ha remarcado que es "prioridad absoluta" para el Govern restablecer totalmente el servicio a las 17 horas.
Ello significaría abrir al tráfico de pasajeros el túnel de Plaza Catalunya, por el que todavía circulan trenes vacíos para ventilar el humo, tal y como indica el protocolo, ya que de momento solo se ha abierto el de Passeig de Gràcia.
La incidencia ha afectado a 210 trenes y a 72.000 usuarios según Renfe, mientras que el Govern cifra en 100.000 el total de viajeros afectados.