Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace pide a la UE que desarrolle un plan de salida del glifosato tras la última autorización por 18 meses más

La organización Greenpeace ha reclamado a la Unión Europea que desarrolle un plan de salida del glifosato, después de que la Comisión Europea haya autorizado el uso de este herbicida durante 18 meses más.
Así, la ONG recuerda que la propuesta inicial de la CE era renovar la autorización por 15 años más y progresivamente ha ido reduciendo la propuesta, hasta que el permiso final es de 1,5 años.
El herbicida ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud como "probablemente cancerígeno" y Greenpeace asegura que la agricultura sin herbicidas químicos "es posible".
Durante estos 18 meses la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés) emitirá sus conclusiones sobre la evaluación de los efectos negativos del glifosato en la salud humana y el medio ambiente.
Además, pide a los Estados miembro que durante este plazo ponga en marcha restricciones para evitar la exposición a ciudadanos y trabajadores a este herbicida que es el más utilizado del mundo. En concreto, pide prohibir los usos no profesionales dentro o cerca de parques públicos, zonas de juegos infantiles, jardines y en el uso de prácticas de desecación, para adelantar la cosecha de los cultivos.
La directora de política alimentaria de la UE de Greenpeace, Franziska Achtererg, ha criticado que la UE ha decidido ampliar el uso del glifosato "sin ninguna restricción significativa, a pesar de las advertencias de la OMS" sobre su potencial cancerígeno. De este modo, ha calificado de "imprudente" la decisión y lamenta que la Comisión Europea ha perdido el contacto con los ciudadanos europeos.
Para el responsable de agricultura de Greenpeace España, Luis Ferreirim, es hora de que Europa planifique un futuro libre de glifosato. "La agricultura ecológica y casi un centenar de municipios españoles, y muchísimos más a nivel europeo, muestran cada día que es posible hacer agricultura y jardinería sin glifosato", ha manifestado en declaraciones a Europa Press.
Al mismo tiempo, ha subrayado que es necesario dejar de ver las plantas adventicias única y exclusivamente como "malas hierbas" porque son "importantes" para los ecosistemas ofreciendo alimento a muchas especies beneficiosas, como las abejas y otros polinizadores, o funcionando como refugio de muchas otras especies que son precisamente los principales aliados en el control de las plagas de los cultivos.