Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace intenta colocar una pancarta en la Torre del Oro

Activistas de Greenpeace han intentado colocar hoy una pancarta en la Torre del Oro de Sevilla, con el lema 'Cerrado por cambio climático', lo que ha sido impedido por la policía. EFEtelecinco.es
Activistas de Greenpeace han intentado colocar hoy una pancarta en la Torre del Oro de Sevilla, con el lema 'Cerrado por cambio climático', lo que ha sido impedido por la policía.
La pancarta, de más de 70 metros cuadrados, era portada por un grupo de escaladores que no consiguieron colgarla al intervenir la Policía Nacional y los Bomberos.
La organización ecologista ha explicado en un comunicado que "la crisis del clima no sólo afecta a los ecosistemas de la península ibérica, sino también a la economía española", ya que "el turismo de andalucía es una de las principales víctimas".
"En Andalucía los impactos del cambio climático provocados por el aumento de temperaturas ya están afectando a los principales destinos turísticos de interior -Córdoba, Sevilla, Granada, Úbeda, Baeza- y las previsiones para mitad de siglo no son nada optimistas", señalan los conservacionistas.
Greenpeace destaca que, de acuerdo con la evaluación realizada por la Junta de Andalucía, las provincias más afectadas por este fenómeno serían Huelva (vulnerabilidad media), Almería (vulnerabilidad alta) y Cádiz y Málaga (de vulnerabilidad alta a muy alta).
"Teniendo en cuenta que el sector turístico representa el 11 por ciento del PIB regional, Greenpeace considera que estos impactos tendrán gran repercusión en la economía andaluza", agrega.
Ante estos datos, Greenpeace pidió al Gobierno español que contribuya a la dinamización de las negociaciones internacionales que se están celebrando desde el pasado lunes en Bonn, en la reunión preparatoria de la cumbre internacional sobre cambio climático de finales de año.