Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace ve positivo el récord de las renovables a nivel global y lamenta que la tendencia en España sea la contraria

Greenpeace ha valorado muy positivamente los resultados del nuevo informe REN21 que publica, este miércoles 1 de junio, los datos globales sobre la potencia instalada y las nuevas inversiones en energías renovables, que muestra que 2015 ha vuelto a ser un año récord para las renovables. Sin embargo, ha lamentado que España vaya en sentido contrario en este aspecto.
Así, ha recordado que, en España, 2015 fue el segundo año en que no se instaló ni un kW de energías renovables a causa de lo que consideran "una clara política contraria" que ha imperado desde 2010.
Ante esta situación, Greenpeace ha pedido a los partidos políticos que concurren a las elecciones del 26 de junio que asuman el acuerdo de París y reactiven un marco estable y favorable a las energías renovables, el ahorro y la eficiencia para España y estableciendo como objetivo alcanzar un sistema energético 100 por cien renovable, eficiente e inteligente antes de 2050.
La organización añade que el informe REN21, reconoce que España, tras ser líder mundial en energía solar en 2008, ha desaparecido prácticamente del mapa de la energía fotovoltaica a causa de "cambios legislativos retroactivos y el nuevo impuesto sobre el autoconsumo".
Mientras en España la normativa en materia ha destruido un sector prometedor con la pérdida de unos 50.000 empleos en pocos años, el resto del mundo ha triplicado sus inversiones en energías renovables en los últimos diez años y el resultado es que más de ocho millones de personas ya trabajan en el sector a escala global, tal y como publicó IRENA hace pocos días, ha indicado Greenpeace.
Además destaca que la Comisión Europea ya advirtió el año pasado de que España seguramente no pueda cumplir con sus compromisos internacionales en materia de renovables si no revierte el bloqueo a las energías renovables.