Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griñán ve "imposible" elaborar presupuestos de 2013 con el nuevo endeudamiento "salvo si cierran hospitales"

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, considera "imposible" elaborar los presupuestos de la Comunidad para 2013 con el nuevo límite de endeudamiento establecido por el Gobierno central, "salvo si se cerraran hospitales y escuelas públicas y se opta por la privatización", algo rechazado por Griñán.
En rueda de prensa, Griñán considera que el nivel de endeudamiento "es el que tenemos", por lo que advierte de que si se les impone otro objetivo "que nos obliga a recortar" estima que "no se pueden hacer los presupuestos". "Será imposible a menos que tengamos que cerrar hospitales y escuelas públicas", ha aseverado.
Por ello, considera "importantísimo" que "se atienda a lo que pedimos de ahora a la fabricación del presupuesto, pues el asunto no es baladí y no se puede establecer un objetivo de menor margen de endeudamiento a las que ya tienen un endeudamiento más bajo".
Tras pedir "un poco de sensatez", Griñán reitera que elaborar el presupuesto "en estos términos es imposible" por lo que considera que habrá que seguir negociando y ha resaltado la importancia de la Conferencia de Presidentes ante la "desigualdad de trato evidente", de forma que "tiene que haber unas prioridades".
"Apostamos por medidas estructurales y no recortes coyunturales", ha indicado el presidente de la Junta, quien rechaza "privatizar hospitales" y aboga por "políticas compartidas donde el objetivo prioritario debe ser la educación".
DOS PUNTOS DEL PIB
Tras recordar que los límites de deuda impuestos suponen que, para poder cumplir con sus obligaciones, que la Comunidad tendría que hacer el año que viene un presupuesto con unos 3.000 millones de euros menos, lo equivalente a dos puntos del PIB andaluz, Griñán ha indicado que "habrá que cumplir lo que encomienda el Estatuto de Autonomía, que contempla aspectos como la gratuidad de los libros de texto o una televisión pública, y las normas están para cumplirlas".
"Estamos hablando de cosas serias y de lo mas profundo que es la educación o la sanidad", agrega Griñán quien indica que "se cumplirá la ley "aunque pensamos que es profundamente inconstitucional", aunque espera que "antes el Gobierno modifique esa decisión".
Griñán ha reiterado que emplear el criterio de Producto Interior Bruto (PIB) "supone un menoscabo para Andalucía" y ha recordado la apuesta de la Junta de la financiación por habitante, y agrega que "si a todo ello se suma que nos obliguen a reducir muy por debajo el nivel de endeudamiento, no se puede".
Griñán considera que esta decisión "tiene que ver con la evolución de las cuentas del Estado", de forma que "se pretende allegar recursos para salvar a la banca, reduciendo las cantidades destinadas a educación y sanidad, es intolerable". "Se quiere bajar el nivel de endeudamiento de las comunidades autónomas como consecuencia de que el endeudamiento del Estado ha aumentado en 100.000 millones para salvar a la banca", apunta.
El presidente de la Junta considera que con ese nivel de endeudamiento "se aplaza el objetivo de déficit de tal manera que lo convierte en superávit", de forma que cree que "nos hemos vuelto locos, a menos que se pretenda privatizar educación, dependencia y sanidad, pues en época de recesión nadie puede tener superávit".
Por otro lado, Griñán ha dejado claro que Andalucía no piensa apelar al fondo de liquidez establecido por el Ejecutivo, aunque ha lamentado que el pasado martes "se incitó a las comunidades a acudir al fondo y como si fuera una carrera para ver quien llega antes".