Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gripe causa estragos en los hospitales

Las camillas con enfermos se acumulan una tras otra en los pasillos de urgencias. Algunos pacientes llevan horas, incluso días en esta situación. Aquí les atienden, comen, duermen y hasta tienen que hacer sus necesidades mientras la gente va y viene. No hay ni asientos para la los acompañantes. Apenas hay espacio ni para ellos ni para el personal médico.  Un doctor tiene que apartar una silla para poder pasar.  Los familiares  están indignados. Saben que los sanitarios hacen todo lo que pueden, pero dicen que no dan abasto. Algunos creen que el hospital no utiliza todos sus recursos. La dirección lo niega. Admite que en las últimas semanas han llegado más enfermos de gripe y personas mayores con problemas respiratorios y aseguran que han doblado esfuerzos. En unos días destinarán a urgencias 30 camas más, pero aseguran que aquí no hay colapso.