Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo Tragsa firma un acuerdo con la UME para afiliarse a la Red Nacional de Emergencias

El Grupo Tragsa ha firmado este lunes un acuerdo con la Unidad Militar de Emergencias para facilitar la coordinación entre los agentes civiles y militares que participan en operaciones de emergencias y con el fin de la compañía pública se integre en la Red Nacional de Emergencias (RENEM).
La Red Nacional de Emergencias es un conjunto de sistemas de información y telecomunicaciones que integra las alertas entre los distintos organismos. El objetivo del acuerdo es asegurar el intercambio de información relevante para la correcta gestión y coordinación de emergencias.
Así, los encargados de sellar el acuerdo han sido la presidenta del Grupo Tragsa, María Luisa Graña, y el Teniente General del Ejército de Tierra y Jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), José Emilio Roldán.
El objetivo es permitir la interconexión de los organismos responsables de las redes de alerta de emergencias para permitir un mejor flujo de información y coordinación en la gestión de incidentes.
La Red Nacional de Emergencias integra los sistemas de información y telecomunicaciones de las organizaciones nacionales de la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y las corporaciones privadas responsables de infraestructuras críticas del Estado.
El objetivo es proporcionar una visión global sobre los riesgos y situaciones de emergencia de los diferentes organismos, de tal forma que se facilite la coordinación eficaz entre los agentes civiles y militares que participan en las diferentes operaciones.
La gestión de situaciones de emergencia es uno de los pilares fundamentales de la actividad del Grupo Tragsa. Además, las partes consideran que el "aumento significativo" de los desastres naturales y agresiones medioambientales en los últimos años (incendios, inundaciones, nevadas, ventiscas, sequías, mortandad animal, vertidos tóxicos, entre otros), junto con la consideración del cambio climático como factor de riesgo y amenazas de acuerdo con distintas estrategias de seguridad en Europa, han llevado al Grupo Tragsa a reforzar su sistema de gestión de emergencias y posicionarlo al frente de su Plan Estratégico 2010-2013.