Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupos del Congreso lamentan que CSN "se haya saltado a la torera" su petición de no seguir con la reapertura

Representantes de varios grupos del Congreso han lamentado que el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) haya informado favorablemente sobre varias actuaciones para la renovación de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), y "se haya saltado a la torera" así su petición de no seguir con el proceso de evaluación hasta la conformación del nuevo gobierno, tal y como le han manifestado en una misiva todos los grupos, salvo el PP, en el día de hoy.
En concreto, el Pleno del órgano regulador, en su reunión de este miércoles, ha apreciado favorablemente varias modificaciones que recogía la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) emitida por el organismo regulador en su sesión de 30 de julio 2014, favorables a la posibilidad de alargar la vida de la central de Garoña hasta los 60 años, pese a que permanece parada desde 2012.
Así, la secretaria de Medio Ambiente del PSOE, Pilar Lucio, ha lamentado a Europa Press que el CSN no haya tenido en cuenta la petición que dos tercios del actual arco parlamentario le ha solicitado por carta este miércoles.
"Le pedíamos que no hiciera ningún movimiento mientras la nueva mayoría parlamentaria pueda decidir sobre eso. Es un golpe democrático importante", sentencia Lucio, incidiendo en que la primera comparecencia que pedirán en cuanto se constituya la comisión parlamentaria de Energía será la del presidente del CSN, Fernando Martí, tal y como anunciaban en la misiva.
"Tenemos que ver de qué manera revocar esta decisión teniendo en cuenta que el CSN es un órgano independiente pero cuyas decisiones las tiene que sufrir el Gobierno", ha apreciado.
"SE ABRE LA PUERTA AL LUCRO CESANTE"
En este sentido, el diputado de Podemos y Equo, Juantxo López de Uralde, va más allá y advierte de que, además de la reapertura, se "abre la puerta a una posible reclamación por parte de Nuclenor (propietaria de la planta) por lucro cesante que podría conllevar, de ser aceptada, una indemnización a cargo de las arcas públicas, como ya ocurrió con el caso del Castor".
De hecho, advierten de que Nuclenor (Endesa e Iberdrola) ya reclamó "lucro cesante" cuando el gobierno de Zapatero decretó el cierre de la central; aunque en aquel caso el Tribunal Supremo dio la razón al ejecutivo.
Según advierte, el CSN es un órgano dependiente del Congreso y, a pesar de exisitir una mayoría parlamentaria que pide el cierre de Garoña, "el CSN hace oídos sordos".
"Esta decisión ratifica que el CSN está al servicio de las presiones de las eléctricas y del gobierno en funciones. Hoy el Consejo del CSN se ha burlado de la democracia y de la ciudadanía para favorecer los intereses del oligopolio eléctrico", ha criticado López de Uralde.
Por parte del PNV, su portavoz de Energía, el diputado vasco Pedro Azpiazu critica en declaraciones a Europa Press que ésta no esperaba que fuera la respuesta del CSN, "mucho menos sin una comunicación previa a los firmantes de la carta tratándose del Parlamento".