Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil se incauta de 143 kilos de percebes recogidos por furtivos

PercebeirosImagen de vídeo

La Guardia Civil ha desarrollado en el último mes una serie de operaciones que han terminado con la incautación de 143 kilos de percebes que fueron recogidos por furtivos. Además, se incautaron los medios empleados para la pesca ilegal, y se instruyeron 22 actas denuncias, once por pescar en época de veda y once por pescar careciendo de la correspondiente licencia.

La primera actuación se produjo el 12 de julio a las 13.30, cuando la Benemérita recibió una llamada en la Central Operativa de Servicios (C.O.S,) de la Comandancia de Oviedo por parte de la Guardería de Pesca del Principado de Asturias y la Cofradía de Pescadores de Cudillero mediante la cual se solicitaba el apoyo por parte de la Guardia Civil en la zona de Cabo Vidio con el fin de poder localizar a unas personas que supuestamente podían estar pescando ilegalmente percebes.
Inmediatamente fueron alertadas por la Central C.O.S., las patrullas de Seguridad Ciudadana de los Puestos de Soto de Luiña y Muros del Nalón, entrevistándose con los Guardas de Pesca del Principado al objeto de coordinar un dispositivo de servicio con el fin de poder interceptar a los posibles mariscadores.
Sobre las 13.50 una de las patrullas territoriales localizó e identificó a tres personas. Al requerirles la pertinente documentación que ampara este tipo de pesca se comprobó que carecían de la licencia de pesca para esta especie. Posteriormente les fueron intervenidas dos sacas y una mochila contendiendo en su interior percebes, tres trajes de neopreno, cuatro cinceles, tres pares de aletas, dos gafas de buceo con tubo, dos pares de escarpines y un saco con cuerdas.
Seguidamente se procedió al pesado de los percebes en la Cofradía de pescadores de la localidad de Oviñana - Cudillero arrojando un peso de 74 kilogramos.
Posteriormente, el día 17 de julio, la patrulla de la Guardia Civil de Muros del Nalón volvió a recibir una llamada en los mismos términos mediante la cual e solicita su presencia en la zona de la Playa del Riego Novellana.
Sobre las 16.30 horas esta patrulla de la Guardia Civil interceptó a cuatro personas siendo tres de ellas las mismas personas identificadas en días anteriores, portando dos sacas y una mochila conteniendo percebes, dos trajes de neopreno un cincel, cuatro pares de aletas, un par de escarpines, tres petos y un chaleco de neopreno. Los percebes una vez pesado arrojaron un peso de 47 kilogramos.
El mismo día sobre las 19 horas, la Patrulla de la Guardia Civil fue alertada por bañistas que se encontraba en la playa de Riego en el sentido de que habían visto a personas practicando la pesca furtiva. Finalmente la patrulla interceptó el vehículo señalado por una persona en la Autovía A-8 con dirección a Avilés (salida Soto del Barco-Pravia) comprobando que se trataban de las mismas personas que hacia dos horas y media habían sido identificadas y denunciadas, estas personas portaban en el interior del maletero dos sacas con un total de 22 kilogramos de percebes.
En los tres casos tanto los percebes como las artes intervenidas por la Guardia Civil quedaron bajo la custodia de la Guardería de Pesca del Principado.