Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil rechaza en Melilla a unos 30 inmigrantes que pretendían colarse en los barcos que enlazan con Andalucía

La Guardia Civil ha interceptado este martes un grupo formado por unas 30 personas, en su mayoría menores de edad, que pretendía llegar zona de seguridad del puerto de Melilla "con el fin de introducirse como polizones en los buques" atracados en la zona, que enlazan con tres ciudades de Andalucía: Málaga, Almería y Motril (Granada).
Un portavoz de la Comandancia ha explicado a Europa Press que, "al comprobar el grupo que se encontraba en lo alto del espaldón del puerto, que una patrulla con vehículo oficial los controlaba desde abajo, comenzó a lanzarle piedras y otros objetos".
Así, uno de los objetos, en concreto una botella de cristal, impactó contra el parabrisas de un vehículo oficial de la Guardia Civil, marca Nissan, modelo XTrail, "que ha quedado fracturado, sin que afortunadamente se hayan producido daños o lesiones a los agentes ocupantes del mismo".
La intervención se ha saldado sin detenidos al no haber sido identificado el autor del "botellazo" contra el coche policial.