Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil aborda una lancha en el Estrecho que podía llevar 2.000 kilos de hachís

La Guardia Civil de Ceuta ha abordado esta madrugada una planeadora en aguas del Estrecho de Gibraltar que podría llevar unos 2.000 kilos de resina de hachís y que presuntamente se dirigía hacia las costas de levante, deteniendo a sus cuatro ocupantes.
El teniente coronel jefe de la Guardia Civil, Ramón Corte, ha explicado en rueda de prensa que la interceptación de la nave se ha producido a las 3 de la madrugada gracias a los controles establecidos en esta zona marítima.
La embarcación había iniciado la travesía de un punto cercano a la isla de Perejil y los investigadores creen que se dirigía hacia las costas levantinas teniendo en cuenta la cantidad de gasóleo que tenía la embarcación.
Los narcotraficantes, en el transcurso de la persecución, arrojaron los bultos con la droga al agua, por lo que en el momento del abordaje únicamente pudieron ser incautados 30 kilos de resina de hachís.
Ramón Corte ha explicado que, por las características de la lancha neumática, se calcula que podría estar cargada con unos 2.000 kilos de hachís, aunque el resto de la droga no pudo ser recuperada durante la persecución.
En la operación han sido detenidas cuatro personas, todos españoles, uno de ellos natural de Ceuta, los cuales han sido detenidos por un presunto delito contra la salud pública.
La interceptación de la lancha se ha producido tan sólo un día después de que otra embarcación con dos narcotraficantes embistiera a una patrullera de la Guardia Civil y resultara herido de gravedad uno de los ocupantes, que permanece grave en Cádiz.