Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil desmantela un grupo que impulsó una estafa piramidal que pudo afectar a más de 2.000 personas

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Puesto de Arganda del Rey han desmantelado un grupo y detenido a cinco personas por su presunta implicación en una estafa piramidal, con más de 2.000 afectados, por la que creaban empresas de paquetería ofertando envíos que en rara ocasión llegaba a su destino.
Las investigaciones se originaron a raíz de una denuncia interpuesta por una víctima de un envío de paquetería. Así se pudo averiguar que llevaban operando en España desde mayo de 2006, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.
Para lograr hacerse con clientela, repartían panfletos publicitarios generalmente en la puerta de edificios oficiales de ámbito sudamericano, e incluso insertaban cuñas publicitarias. Ofertaban el transporte de la mercancía hasta un 20 por ciento más barato.
Gracias a la documentación intervenida se ha podido determinar que estas personas lograron crear tres empresas de estas características en España, dos en la Comunidad de Madrid y una más en Valencia, utilizando el mismo modus operandi con el que lograron estafar a más de 2.000 personas, la mayoría de origen sudamericano.
Asimismo y gracias a esta investigación, se ha podido averiguar que los detenidos tampoco pagaban las nóminas a sus empleados. Se estima que la estafa cometida supera el millón de euros.
Hasta el momento la Guardia Civil ha logrado detener en España a cinco personas, a quienes se les imputan delitos de administración desleal, blanqueo de capitales, estafa, delito contra los trabajadores y falsificación de documento público. También han imputado a otras tres personas más que en la actualidad se encuentran residiendo en Colombia.
En los registros realizados en las naves ha sido localizado gran cantidad de paquetería, entre la que se encuentran desde pequeños objetos hasta muebles, que permanece a disposición judicial a la espera de localizar a sus propietarios, muchos de ellos fuera de España.
También se han detectado partidas comerciales en contenedores que se encuentran retenidas en los puertos de destino y que tampoco han sido entregadas a sus destinatarios por la falta de pago de los derechos arancelarios. Por el momento, los detenidos ya han pasado a disposición de la Autoridad Judicial competente, continuando la investigación abierta.