Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil desmantela una red que distribuía ropa falsificada en Europa

Agentes de la Guardia Civil de Lugo han desmantelado un red que distribuía ropa falsificada de primeras marcas por diversos países europeos, tras la detención de una persona y la imputación de otras dos, por supuestos delitos contra la propiedad industrial, fiscal y blanqueo de capitales.
El Sargento jefe de la unidad Especializada de Delincuencia Organizada y Antidroga de la comandancia de Lugo (EDOA), José Luís Raposo, ha precisado a EFE que las falsificaciones eran "tan perfectas" que fue necesario enviar muestras para su peritaje a EE.UU. y comprobar no sólo la falsedad de las etiquetas, sino la "confección textil".
El operativo que dio lugar a este proceso, que se ha desarrollado en las provincias de Lugo y Toledo, se puso en marcha dentro de la operación "Bámbola", que se inició meses atrás, a raíz de haber tenido conocimiento de que en un establecimiento de la ciudad de Lugo se estaban vendiendo al público prendas de ropa de marcas de reconocido prestigio supuestamente falsificadas.
Las primeras intervenciones ya se produjeron en mayo del año pasado, lo que dio lugar a la imputación de H.C.V. de 24 años, gerente de la empresa lucense y A.S.L. de 28 años, socio de la misma.
Fue a partir de ahí cuando se tuvo conocimiento de que este establecimiento había adquirido las prendas a través de un proveedor de Toledo, hasta donde se desplazaron agentes de la comandancia lucense y, tras proceder a la inspección y registro domiciliario de una empresa, se detuvo a J.D.C.R. de 30 años, natural y vecino de esta capital.
Con la detención de esta persona, así como con la incautación de las prendas se dio por desarticulado este almacén dedicado a la venta y distribución de ropa supuestamente falsificada por toda Europa.
En total se intervinieron casi 5.000 prendas, sobre todo de las marcas "Ralph Lauren", y "La Martina", entre las que figuraban camisas, polos, camisetas, pantalones, billeteras de caballero y bolsos de mujer, con un valor en el mercado de unos 390.000 euros.
Las incautaciones se produjeron en la tienda de Lugo, el almacén de Toledo y en tiendas "Outlets" de: Cantabria, Asturias, Zaragoza, Valencia, Granada, Cáceres, Burgos, Cádiz, Alicante, Gran Canaria, Tarragona, Barcelona, Islas Baleares, Valladolid, Tenerife, Navarra, Almería y Tarragona.
El responsable de la EDOA en Lugo sospecha que al margen de lo intervenido el volumen de negocio ha sido "muy superior", aunque no se descarta que las compras se hubieran realizado bajo la creencia de que se trata de prendas auténticas, ya que no se vendían con su precio normal.
"Las prendas traían todos los marchamos de calidad y es posible que, en algunos casos, las marcas llegaran como consecuencia de un producción paralela de los mismos fabricantes en India o Turquía", subrayó.
De esta forma, las prendas se daban "por buenas" y su distribución se realizaba en tiendas oficiales, ya que tenían "todos los contrastes de garantía".