Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil identifica a uno de los inmigrantes muertos El Tarajal (Ceuta) el pasado 6 de febrero

La Guardia Civil acaba de identificar a uno de los cinco inmigrantes cuyos cuerpos fueron rescatados en aguas españolas el pasado mes de febrero, cuando 15 personas murieron intentando alcanzar a nado desde Marruecos la playa ceutí de El Tarajal, según han informado a Europa Press fuentes judiciales y de la propia Benemérita.
La Policía Judicial presentó el miércoles ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta un expediente que contiene la investigación iniciada hace meses y que, una vez cerrada, ha permitido determinar el origen, la nacionalidad y la filiación de uno de los cinco inmigrantes cuyos cuerpos llegaron flotando hasta aguas españolas conforme adelanta este jueves el diario 'El Faro'.
La identidad, que no ha trascendido, podría dar pie ahora a su repatriación hasta su país desde el cementerio de Santa Catalina, donde fue enterrado por orden judicial junto a los otros cuatro fallecidos y tras haberse iniciado ya los contactos con su familia.
Los cinco cuerpos que llegaron hasta la costa de Ceuta en los días posteriores al 6 de febrero fueron recuperados por agentes del Servicio Marítimo y de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil. El resto quedó sumergido en aguas de Marruecos.
Averiguar la identidad de los fallecidos, tanto en ese caso como en el de los numerosos inmigrantes que mueren ahogados intentando alcanzar suelo español suele ser una tarea casi imposible en la mayoría de las ocasiones, ya que carecen de documentación.
Entre los inmigrantes suele ser norma común deshacerse de ella para evitar ser repatriados al llegar a España cuando existen tratados bilaterales de expulsión con sus países de origen. La ausencia de papeles obligó a la Guardia Civil a investigar un teléfono móvil que portaba el fallecido y que, tras múltiples indagaciones, arrojó datos que han permitido llegar hasta la familia del subshariano.
La investigación, según confirman las mismas fuentes, ha sido complicada al no existir bases de datos previas ni datos de filiaciones, norma habitual en la mayoría de países de origen de los inmigrantes que intentan saltar la valla del perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos.
El cierre de la investigación coincide con el anuncio, esta misma semana, de que las familias de seis de los inmigrantes fallecidos el 6-F, todas de origen camerunés, se personarán como acusación particular en la causa que instruye el Juzgado número 6 de Ceuta tras ser localizadas por la oenegé 'Caminando Fronteras', que dirige desde Marruecos la activista pro Derechos Humanos Helena Maleno, y la Coordinadora de Barrios.