Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil tiene que intervenir en tres motines en aviones de Iberia

Varios aviones de Iberia paralizados por la nieve. Foto: EFEtelecinco.es
No aguantan más. Los pasajeros de un vuelo de Iberia con destino a Buenos Aires desde el aeropuerto de Barajas se amotinaron dentro del avión después de que el vuelo haya sufrido ya un retraso de más de 24 horas. La compañía ha querido desalojarles de la aeronave por segunda vez. Exigen hablar con personal de Iberia. El comandante argumenta que necesita tiempo para descansar antes de volar. El director de Aeropuertos Españoles, Javier Marín, ha confirmado que en dos vuelos -Montevideo y Lima- también se han producido momentos de tensión.
El vuelo 6845 de Iberia tenía previsto despegar a las 12.30 horas del pasado viernes con destino a Buenos Aires, pero retrasó su salida como consecuencia del temporal. El aeropuerto de Barajas permaneció cerrado entre las 11.50 horas y las 16.40 horas por la nieve caída en la capital.
Según explicaron los pasajeros, la compañía aérea les informó de que el despegue se efectuaría a las 03.00 horas de esta madrugada. Sin embargo, fueron desalojados de la aeronave una vez que ya habían ocupado sus asientos y el vuelo fue retrasado de nuevo hasta esta mañana.
Este nuevo intento de despegue tampoco tuvo lugar e Iberia pidió una vez más a los pasajeros que abandonaran el avión y esperaran a una nueva comunicación.
Este retraso provocó el enfado del pasaje, que decidió amotinarse en el avión hasta adquirir un compromiso de la compañía aérea. Según relataron, el comandante del vuelo argumenta que no puede despegar porque necesita descansar durante un periodo de diez horas y media.
Así, los pasajeros han decidido no abandonar la aeronave hasta ser recibidos por personal de Iberia. Esta situación ha provocado incluso la presencia de la Guardia Civil en el avión para tratar de calmar los ánimos del pasaje.
En el caso de Iberia, los problemas por las nevadas se suman a la supuesta huelga de celo que mantienen los pilotos desde el pasado mes de diciembre y que está ocasionando retrasos y cancelaciones en muchos de sus vuelos.
Se reproducen los motines
Tras este incidente en el avión con destino Buenos Aires los motines se están reproduciendo. El director de Aeropuertos Españoles, Javier Marín, ha confirmado que se están viviendo momentos de tensión en un avión con destino Montevideo y en otro con rumbo a Lima. Ambos de la compañía Iberia.
 
JWS