Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil abre una investigación al detectar que la empresa del autobús averiado es ficticia

Llega un segundo vehículo pero no puede transportarlos porque no dispone de espacio para equipaje y los viajeros esperan a un tercero
La Guardia Civil ha abierto una investigación tras detectar que la empresa del autobús averiado en Santa Magdalena de Pulpis (Castellón) es ficticia, según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana.
La avería se produjo sobre las 19.00 horas del jueves en el kilómetro 374 de la AP-7, a su paso por Santa Magdalenta de Pulpis. En el autobús viajaban 47 personas --la mayoría de nacionalidad marroquí--, cinco de ellas menores, que salieron de Barcelona y se dirigían en autobús hacia Algeciras para, posteriormente, llegar hasta Tanger (Marruecos).
Tras la avería, se contactó con un mecánico que no pudo arreglarla. Ante esta situación, y viendo que los viajeros debían un buen rato esperando a otro autobús, Cruz Roja, entre otros, les proporcionaron agua y alimentos. También se trasladó una ambulancia para ofrecer cobertura sanitaria y se activó el protocolo de protección civil.
La Guardia Civil ha tratado de averiguar datos de la compañía de autobús para que enviaran otro vehículo "con urgencia". Fue entonces cuando ha detectado que se trata de una empresa ficticia, por lo que ha abierto una investigación para esclarecer la situación.
A continuación, el Instituto Armado se ha puesto en contacto con una compañía de seguros para que desplazaran otro autobús a la zona. El vehículo ha llegado, pero sus dueños se han mostrado preocupados por quién iba a hacerse cargo del coste. Ante esta situación, la Subdelegación del Gobierno en Castellón ha decidido mediar y garantizar a la compañía que cobrará.
Sin embargo, este autobús no ha podido transportar a los viajeros porque no está preparado para el equipaje, ya que no cuenta con la bola de enganche de remolque.
Las 47 personas se encuentran en estos momentos en el área de servicio de La Ribera de Cabanes (Castellón), esperando que llegue un tercer autobús que les lleve hasta Algeciras para poder coger allí otro medio hacia Tanger. Se prevé que esta noche puedan continuar el trayecto.